Publicado:

El portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca criticó el arresto del periodista estadounidense Evan Gershkovich, acusado de espionaje en Rusia.

La portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova, respondió de manera irónica a las declaraciones de un alto funcionario de EE.UU. sobre los supuestos riesgos que corren los periodistas estadounidenses en Rusia.

La vocera reaccionó a un comentario del coordinador para comunicaciones estratégicas del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kirby, quien aseguró que los reporteros norteamericanos no se sienten seguros en Rusia por la amenaza de encarcelamiento que sufren.

¿Qué le espera a Trump tras ser imputado por un jurado de Nueva York?

«John, en EE.UU. ni siquiera sus presidentes se sienten seguros por la amenaza de encarcelamiento», escribió Zajárova en su cuenta de Telegram, en referencia a la acusación formal y el posible arresto que enfrenta el exmandatario Donald Trump la semana próxima.

Trump será el primer expresidente en la historia de EE.UU. que afrontará cargos penales, después de que un gran jurado de Manhattan (Nueva York) votara el jueves a favor de acusarlo formalmente por organizar un pago de silencio a la actriz porno Stormy Daniels.

La acusación básicamente permite al fiscal del distrito de Nueva York, Alvin Bragg, seguir adelante con una serie de cargos criminales específicos que aún se desconocen. Según distintas informaciones mediáticas, las incriminaciones contra Trump se harán públicas en los próximos días.

El pasado jueves, el Servicio Federal de Seguridad de Rusia (FSB, por sus siglas en ruso) informó que el estadounidense Evan Gershkovich, corresponsal del diario The Wall Street Journal, había sido detenido en la ciudad de Ekaterimburgo acusado de espionaje a favor de Washington.

Desde el organismo sostienen que las autoridades de EE.UU. le encargaron al periodista recopilar información sobre las actividades de una fábrica del complejo militar-industrial ruso. Gershkovich fue arrestado cuando intentaba «obtener información clasificada», señalaron.

El secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, declaró que su país estaba «profundamente preocupado» por la detención de Gershkovich y solicitó acceso consular a este.





Source link