Para el expresidente José Mujica se hace necesario un debate nacional en torno al contenido de la Ley de Urgente Consideración (LUC) ya que “la enorme masa del pueblo no tiene ni idea”.

El exmandatario (2010-2015), entrevistado en Legítima Defensa, saludó el trabajo de o militantes que “a lo largo y ancho del país gastaron horas de militancia y compromiso, luchando contra la adversidad, el silencio de la gran prensa, todas las negativas”.

Preguntado sobre la marcha de la recolección de firmas, cuando falta solo una semana para el fin del plazo, Mujica dijo que “hay una cuestión básica:  más de la mitad del pueblo uruguayo no tiene idea de lo que dice la ley”.

Sostuvo esta afirmación “por la característica de urgencia, por la cantidad de artículos, de cosas que se tocan, por el poco tiempo y por el corto plazo que pasó por el Parlamento”.

Afirmó que “la opinión púbica lo considera casi un misterio y creo que tiene implicancia en una cantidad de cosas que afectan la vida de la gente y el trabajo de forma directa o en forma indirecta”.

“Cualquier idea de democracia empieza por reconocer que nunca se reconoce perfecta, que se reconoce perfectible, y en definitiva una cuestión tan importante la masa del pueblo debería de conocerlo”, agregó.

“Pero esa discusión no se ha dado”, sentenció.

Recurso factible

Advirtió que se corre el riesgo de que la iniciativa de urgente consideración “quede como un recurso factible para el futuro. Cualquier gobierno que llegue, cualquiera sea su pensamiento y filosofía, va a estar en condiciones, si tiene los votos necesarios, de hacer un verdadero cataclismo en la sociedad”.

Consideró necesaria una “discusión nacional. Estamos peleando para ganarnos el derecho a una pública discusión. Y el pueblo uruguayo tiene derecho, porque está involucrada su propia suerte”.

“La enorme masa del pueblo no tiene ni idea”, subrayó. Y agregó: “Por eso entiendo algunas cosas en el interior, donde ciudadanos blancos y colorados han decidido firmar y apoyar. Lo cual no quiere decir que estén de acuerdo con lo que nosotros podemos pensar, pero están de acuerdo en que se necesita una discusión nacional. Y esto me parece que es lo central, porque es como si le tuviéramos miedo a las ideas o que hay que ocultarlas porque en todo este proceso prácticamente se trató de contestar con el silencio”.

Recordó que a lo largo de la campaña “se pusieron todos los obstáculos como para que el pueblo Uruguay no tenga una instancia de democracia directa”.

En este sentido consideró que la democracia directa es precursora “de los tiempos que van a venir, que yo con la dad que tengo no los voy a ver, pero sé que desde el punto de vista institucional la revolución digital inequívocamente va a repercutir a la larga en cambios institucionales. Me parece que las consultas directas a las masas es un hecho inevitable, ineludible y diría, hasta necesario”.

Saludo a los militantes

Respecto a los miles de militantes que están en las calles recogiendo las firmas afirmó que “están volviendo a hacer una proeza como lo han hecho en el pasado”.

“Creo que esa militancia merece un abrazo, un reconocimiento y diría recordar aquello de que los militantes son la levadura de los sistemas políticos. Esa gente que se mueve por convicciones, que gasta tiempo de su vida, que se compromete con la realidad para intentar cambiarla, establece unos de los escalones de la vida humana”, subrayó

Sobre las firmas dijo ser optimista en que se alcanzarán y recodó que al principio pensamos que no porque era muy grande la proeza. Pero la realidad, el empeño de estos militantes que han luchado contra todo, que han enfrentado la campaña del silencio, en un tiempo donde no se pueden hacer manifestaciones, grandes encuentros, con todas las dificultades de la pandemia han demostrado que son un verdadero tesoro del pensamiento progresista”

“Tengo confianza que se llegue”, concluyó.



Fuente