Gran victoria de Uruguay sobre Ecuador en el minuto 91, más que gran victoria, necesaria, los celestes se jugaban una parada importante de local, ya que si ganaba Uruguay pasaba al tercer puesto de la clasificatoria, superando justamente a Ecuador por dos unidades.

Un encuentro muy cerrado fue lo que plantearon los ecuatorianos desde una defensa con una línea de cinco y replegando a los dos volantes centrales para hacer un sólido bloque defensivo.

Alfaro pretendió defender duro, no permitir espacios, doblar las marcas en las bandas y salir en contragolpe.

Uruguay intentó jugar, mover la pelota y llegar por las bandas, cosa que no consiguió porque eran tan pocos los espacios que se terminaba cayéndo en la imprecisión.

Nández desde el minuto uno fue todo corazón, marcando, saliendo buscando subir y desbordar, los celestes buscaron salir jugando con Vecino, pero se moría en la maraña de piernas en tres cuartos de cancha, Bentancur intentó en algún momento transformarse en manija, pero el escalonamiento de Ecuador era perfecto.

No hubo tiros al arco en el primer tiempo, porque tampoco Ecuador llegó con peligro.

El complemento comenzó distinto, Plata se generó una oportunidad desde la mitad de la cancha arrancando en velocidad y dejando tres camisetas celestes atrás, Viña lo siguió, no le permitió rematar cómodo y la definición de Plata cruzada se fue afuera.

A los 53 minutos un desborde yendo al fondo de Valverde y el centro que se sentó en el travesaño.

El partido se hizo un poco más de ida y vuelta, pero eran los visitantes quienes tenían más claridad, un gran pase de Caicedo a los 64′ a espaldas de Nandez  y Araujo para Estupinian que estaba adelantado, pero no la cobran y Giménez cerró por el medio sacando al corner, a los 79 minutos después centro al medio de Plata y el cabezazo de Estrada que detiene Muslera.

A esta altura el árbitro Daronco le había perdonado la vida a Nández y sobre todo a Bentancur por sendas planchas que terminaron en amarilla, en el peor momento que pasó Uruguay en el partido.

El fútbol fluido no salía y todo era a fuerza, actitud, luchando, una buena jugada que arranca en Piquerez que había entrado por Viña, un remate que rebota y que Vecino toca para Gómez que había entrado por el Canario Alvarez, la devolución y el tiro de Vecino al ángulo se convirtió en gol, pero fue bien anulado por la posición adelantada de Gómez.

Uruguay veía como se le iba el partido, se adelantó en la cancha, Federico Martínez había entrado por Brian Rodríguez que había sido controlado por Castillo.

En ese adelantamiento Ecuador se había vuelto a cerrar atrás, un pelota que sale rechazada y Valverde que en tres cuartos abre el pase para la figura del partido, Nández llega apareado con Estupiñan que lo cuerpea y el 8 uruguayo saca el centro cayéndose para que Pereiro, que había entrado por De Arrascaeta, cabecee de pique, dejando sin asunto a Ortíz, marcando el 1 a 0 con el que ganó Uruguay.

Sufrida victoria, pero quizás como más nos gusta cuando no sale el buen juego.

Siete de nueve puntos en esta ventana de tres partidos para quedar terceros en la tabla de posiciones.

La próxima ventana en octubre también será de tres encuentros, nos mediremos con Colombia en Montevideo el jueves 7, el domingo 10 visitamos a Argentina en Buenos Aires y por último enfrentaremos a Brasil, según se dice en Manaos el jueves 14.

Ganarle a Colombia nos dejaría con un importante colchón de puntos para salir a jugar frente a Argentina y Brasil de visita.

 

 



Fuente