El panorama político en la Junta Departamental de Durazno sigue registrando cimbronazos después de la denuncia -y posterior renuncia- contra el anterior presidente del órgano, Luis Alberto Martínez Menditeguy.

El jerarca, que también renunció a su banca en la Junta, había amenazado a la edila de su partido Daniela Moreira con provocar su salida del cargo que ésta ejerce en el Mides, si no se presentaba en la Junta para votar el presupuesto.

Además de estas presiones, el ex presidente de la Junta la trató de “mongólica” durante la votación del presupuesto, insulto que quedó registrado en la grabación de la sesión.

Ahora, en el nuevo escenario abierto por la renuncia de Martínez Menditeguy, y tras las diferencias que mantienen tres ediles blancos con el intendente Carmelo Vidalín, aflora la posibilidad de un acuerdo entre estos y sus pares del Partido Colorado (PC), Cabildo Abierto (CA) y el Frente Amplio (FA), para designar presidentes de la Junta de cada fuerza política de manera rotativa.

Según informó la diaria, los ediles Sebastián Charlo, Gabriel Díaz y Daniela Moreira, mantienen reuniones estos días con los ediles de las demás fuerzas políticas con el objetivo de alcanzar una nueva mayoría de 16 ediles (en un total de 31 curules) y acordar la alternancia en la presidencia de la Junta.

Si este acuerdo llegara a concretarse rompería la mayoría actual del Partido Nacional (PN) en el organismo.

De acuerdo con el citado medio, estas negociaciones han suscitado la queja de los sectores alineados a Carmelo Vidalín y han motivado además la intervención del directorio nacionalista, encabezado por Pablo Iturralde, para mantener unida la bancada del PN en la Junta de Durazno.

La intermediación parece haber surtido efecto, ya que se preveía que este lunes el flamante bloque de ediles brindara una conferencia de prensa para anunciar el acuerdo, cosa que no ha sucedido aún.

Como impedimento para arribar a un acuerdo estaría la duda de la edila Moreira. Su voto es determinante para la conformación de la nueva mayoría.

Por su parte, Sebastián Charlo y Gabriel Díaz estarían firmes en su determinación para acordar la rotación en la presidencia, según éste último declaró a la diaria.

“Nosotros estamos intentando un acuerdo para que cada partido pueda tener la posibilidad de tener presidencia, vicepresidencia y segunda vicepresidencia en la Junta”, aseguró Díaz. El edil además se declaró “hincha de la alternancia”.



Fuente