ESTACIONES DE SERVICIOS NO ACEPTARÁ TARJETAS DE CRÉDITO A TURISTAS

Viejo problema nunca solucionado, los Bancos se la llevan toda y los aranceles que cobran por las tarjetas de crédito internacionales dejan casi sin margen de ganancia a las estaciones de servicios.

Al ser el combustible un artículo tarifado para las estaciones, y no ganar la comisión de la venta un porcentaje del precio, sino por litro que venden, ya se hace inviable seguir trabajando y reclaman bajar los aranceles.

Como les dije al principio es un viejo problema que desde hace varias temporadas cuando va a comenzar la temporada turística vuelve al tapete en los medios de comunicación.

Después de la pandemia, hay ciertas expectativas para esta temporada, y de esta manera, los dueños de estaciones de Maldonado se pararon firmes en la cancha y anuncian a partir del 20 de este mes de diciembre, directamente no aceptar tarjetas de crédito para el pago del combustible.

Hace unos 10 días el Ministro de Turismo Tabaré Viera se puso en contacto con el problema y conversó con representantes de los dueños de estaciones de Maldonado.

Entender el problema es sencillo, pero solucionarlo no es fácil, ya que se trata de un conflicto “entre particulares”.

Sin embargo, Viera cayó muy bien a los empresarios y el ministro se comprometió a plantearlo al más alto nivel, ya que “esta temporada tiene que ser buena, ya que el sector Turismo fue muy golpeado por la emergencia sanitaria y “no soportaría un nuevo fracaso”.

Sabemos que hay preocupación en el poder ejecutivo, y que la solución tiene solo dos caminos a transitar.

O bien los Bancos entienden la situación y bajan los aranceles que cobran, algo complicado que se logre; o el Estado subsidia por los meses de temporada a las estaciones y pone su granito de arena.

Recordemos que el Estado aprobó continuar con el subsidio a las estaciones de frontera en el litoral, norte y este del país, por su cercanía a la Argentina y la enorme diferencia de precios que diferencia a los dos países.

Incluso mantuvo el subsidio muchos meses con fronteras cerradas, y se trata de una rebaja en el precio del 24% si se paga con tarjetas precisamente.

¿No es posible decretar algo similar por cuatro meses de visitas masivas de turistas argentinos y brasileños con un porcentaje adecuado al problema que se intenta solucionar?

Nosotros tomamos conocimiento que con la Asociación de Arroceros del Uruguay, se logró un acuerdo de subsidio por parte de Ancap de unos 4 pesos por litro de Gas Oil para ayudar con la cosecha del año pasado.

¿No se puede encontrar un mecanismo temporario similar en este caso?

En síntesis, o los bancos se ponen la mano en el corazón o el Poder Ejecutivo por intermedio de la OPP se pone la mano en el bolsillo.

Lo cierto, lo que todos estamos de acuerdo, es que no es solución para nadie que no se aceptan tarjetas a los turistas, creando un verdadero caos al visitante.

Ya ha trascendido a medios de comunicación de la vecina orilla y de Brasil de la posible medida que adoptarán en Maldonado, y la preocupación se ha visto reflejada en dejar pendientes reservas que ya se habían hecho a la espera de una resolución.

Un complejo tema, que es positivo que un Ministro se haya interesado en el mismo, pero sus límites para buscar una solución son muy cortos.

Sería importante la intervención del intendente de Maldonado Enrique Antía, actor fundamental de la zona.

¿No se podrá exonerar temporalmente algún impuesto por parte de la intendencia para favorecer a las estaciones?

Recordamos que Antía aprobó no hace mucho un aporte de 1.400.000 dólares como auspicio para una carrera de autos en Punta del Este callejera. ¿No podrá auspiciar algo tan necesario ahora para salir de esta situación?

Quizás el presidente pueda actuar directamente, imaginamos ya informado por Viera, y en una mesa de negociaciones con Arbeleche y Alfie, encuentren un diálogo con los Bancos, la solución tan ansiada.

Si esto no ocurre, será un golpe letal a la temporada.

Nuestra experiencia no nos permite ser muy positivos, ya que conocemos la inoperancia de los políticos, que despilfarran millones y millones de dólares muchas veces en forma innecesaria, y que cuando deben actuar con prontitud, dejan pasar los meses hasta llegar a los límites para intervenir.

Hace ya dos años que Álvaro Delgado y Omar Paganini días antes de asumir sus importantes cargos de gobierno (Secretario de Presidencia y Ministro de Industria) estuvieron en el parador Porto 5 de la parada 5 de la Mansa, compartiendo con los estacioneros de Maldonado justamente, poniéndose al tanto de este mismo problema y se comprometieron al asumir, encontrar una solución definitiva.

Nunca más se supo de ellos.

¿No será hora que cumplan sus palabras y den la cara?



Fuente