El ministro dijo que «la interacción social alta se va a seguir dando» y «no se pueden poner medidas que no se puedan controlar».
El ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, señaló este miércoles que no se prevé «un cierre de actividades» porque «la situación vacunal es distinta» a otros momentos en los que se tomó esa medida.

Entrevistado por el programa Más temprano que tarde (El Espectador 810 AM), Salinas habló sobre los recientes cambios de criterio para la realización de test, la situación sanitaria actual y la importancia de la tercera dosis contra el coronavirus, entre otros temas.

«Lo más importante es que nosotros estamos siguiendo recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que refieren al uso racional de pruebas diagnósticas en contexto de ómicron. Ese documento es muy claro, en el cual hay situaciones donde no se recomiendan pruebas, como individuos asintomáticos», dijo el ministro sobre los cambios que rigen en la nueva ordenanza.

«La alta transmisibilidad y la cantidad de casos genera una sobre demanda y un estrés sobre los sistemas atención y de sistema de hisopados. Lo importante es no dejar de testear, pero enfocarse más en las personas sintomáticas y que no se nos escapen. Que no haya rezago, porque una cosa es la indicación de hisopar y otra es cuánto tiempo van a demorar en llegar. En las personas sintomáticas no nos podemos demorar, principalmente en trabajadores servicios esenciales, comunidades cerradas, grupos de riesgo y aquellos trabajadores que requieran un certificado médico», agregó.

Salinas sostuvo que además es importante testear «a personas sintomáticas, que son casos sospechosos, pero no forman parte de esos grupos». «En principio ponemos de relieve a esos grupos y en toda persona sintomática. También para viajeros que requieren (test) en su destino, en el ingreso hospitalaria y al alta hospitalaria a quienes asisten a comunidades cerradas», afirmó.

Sobre la posibilidad de que aumenten los casos tras esta medida, Salinas sostuvo que «cuando hay una circulación comunitaria importante, que supera a la variante P.1, de los diagnosticados debe haber mucho asintomático circulando en la calle sin la noción de contagio».
«Quizás haya una persona más asintomática circulando por cada caso diagnosticado, siendo muy conservador. No creo que eso cambie la realidad epidemiológica», acotó.

Tercera dosis, medidas a tomar y vacunación a niños
Salinas destacó que Uruguay al tomar la decisión de dar tercera dosis a quienes tenían dos dosis de Sinovac «tiene un mejor nivel vacunal que otros países donde esta variante (ómicron) entró».

Además, resaltó la medida de «haber adelantado dar la tercera dosis en (vacunados con) AstraZeneca y Pfizer de 180 a 120 días». «Fue un salto importante, pasando de tener 43% de la población (vacunada con tercera dosis) a un 47 o 48% hoy y un porcentaje alto en cola de espera», aseveró.

Sobre la situación sanitaria actual, Salinas comentó que «hay que mirar que, de acuerdo a la cantidad de casos activos, que es muy importante, tenemos cinco veces menos personas internadas en cuidados moderados y 15 veces menos internados en CTI».

«La enfermedad es más leve en su sintomatología, pero hace que exija al sistema y por eso hemos puesto medidas coherentes y sinérgicas entre ellas», agregó.
En ese sentido, el jerarca de Salud reiteró que «hay un desacople entre internación en CTI y mortalidad», pero «eso no quiere decir que no pueda seguir subiendo la calidad de internados, porque siempre hay un desfasaje entre casos diagnosticados y el ingreso a una institución».

Por otra parte, al ser consultado sobre la posibilidad de otras medidas, más allá de la inoculación de la población, Salinas explicó que están «trabajando con otros ministerios y organismos en otro tipo de medidas».

«La interacción social alta se va a seguir dando. Si se pone una restricción en este momento va a haber un desacato y no se pueden poner medidas que no se puedan controlar. Sería con un elevado costo y una baja efectividad», afirmó.

Además, sostuvo que «la población está vacunada con un 76% con dos dosis y esta semana vamos a cerrar con un 50% aproximadamente de tres dosis». «No es que estemos jugados solo a eso, sino a la responsabilidad individual, mantener las medidas sociales colectivas, la ventilación y algunas recomendaciones en ese sentido», acotó.

Sin embargo, el ministro dijo que no recomiendan «las actividades en lugares cerrados», pero aseguró: «No vamos por el cierre de actividades porque la situación es diferente, el virus es diferente. La repercusión en el sistema sanitario es diferente y el estadio en el cual se encuentra Uruguay también es diferente».
«Vamos a salir en el pueblo a pueblo por la tercera dosis, ahora estamos concentrados en un volumen importante de tercera dosis, que se hace en los grandes hub de vacunación. Quisiéramos llegar con un buen estado vacunal de los niños en el inicio a clases», aseveró Salinas.
Montevideo Portal



Fuente