Imagen de referencia. Jornadas de manifestaciones en Cali, Colombia. Foto: Colprensa.
Imagen de referencia. Jornadas de manifestaciones en Cali, Colombia. Foto: Colprensa.

Cali volvió a ser epicentro de disturbios y enfrentamientos este jueves 17 de junio que dejan como saldo, preliminarmente, un herido y varias pérdidas materiales. De hecho, uno de los hechos que más conmocionó a la población vallecaucana fue cuando varios hombres armados arribaron al Hospital Carlos Carmona exigiendo atención médica para uno de sus integrantes herido.

En redes sociales se conocieron varios videos y fotos en los que se observa a los individuos llegar encapuchados y con armas en mano, lo que alteró la tranquilidad del personal de centro hospitalario y de quienes se encontraban en el hospital, ubicado en la comuna 16, oriente de Cali.

De acuerdo con la Red de Salud Suroriente, la situación se logró controlar y el hombre herido fue remitido a la unidad correspondiente para ser tratado. Así sucedió: “A las 7:30 p.m. de este jueves ingresaron al hospital Carlos Carmona de la Red Suroriente varias personas armadas, intimidando al personal de salud que estaba estabilizando en ese momento a un herido por arma de fuego. Después de más de una hora de que nuestro equipo de salud prestara atención al lesionado y por la gravedad de sus heridas, fue trasladado a un nivel superior”, expresó Carlos Eduardo Arizabaleta, gerente de la Red de Salud en mención.

Además, precisó el funcionario, que el sujeto herido fue remitido a la Fundación Valle de Lili “para recibir atención especializada”.

De igual manera, Arizabaleta exhortó a la ciudadanía para que no hagan uso de la violencia para exigir atención médica y recordó que todos los pacientes que lleguen a los diferentes hospitales y clínicas de la ciudad se atenderán en igualdad de condiciones y sin discriminación.

“No se registraron ni disparos ni agresión al personal de salud en el espacio de urgencias de nuestra institución. (…) Todos los pacientes se les atiende en las mismas condiciones y nuestro objetivo es la vida”, expresó el gerente.

Entre tanto, la Secretaría de Salud de Cali también se pronunció sobre la situación y condenó los actos intimidatorios de los que fueron víctimas los médicos, enfermeras y demás personal de la institución de salud: “Quiero hacer un llamado por respeto a la misión médica (…) Desde que empezaron las manifestaciones hemos tenido diferentes situaciones en las que la misión médica se ha visto afectada y esta es una de esas situaciones, en las cuales los trabajadores de la salud no pueden desarrollar su misión por sentirse atemorizados y por estar asustados frente a lo que ocurre en esta instituciones”, expresó la secretaria de Salud, Miyerlandi Torres, en Twitter.

De igual manera, la Red de Salud le exigió a los caleños que respeten a la misión médica, pues son quienes trabajan por la salud de los vallecaucanos.

VEHÍCULOS QUEMADOS

Aunque la situación parecía mejorar tras el restablecimiento del orden público en el hospital antes mencionado, el panorama en otros sectores de la ciudad era crítico. De hecho, en redes sociales se reportó la quema de un camión de gaseosas, en el sector de la calle 70, al norte de la capital del Valle del Cauca.

Igualmente, MetroCali, el sistema de transporte masivo de la ciudad, denunció que uno de los buses del Sistema Masivo Integrado de Occidente (MIO) fue incinerado en el mismo sector de la calle 70 en la vía que conecta a Palmira con Cali.

“Nuevamente atentan contra el Sistema MIO. Esta vez, el vehículo MC42096 con ruta P27D fue incinerado en la Calle 70 con Carrera 1. El operador fue interceptado por algunas personas y obligado a bajar del bus, al cual le prendieron fuego. Rechazamos estos actos que afectan el transporte y la movilidad de los caleños”, aseveró Metrocali en sus redes sociales.

Entre tanto, ciudadanos de varios sectores del Valle denunciaron disparos por parte de la fuerza pública. Por lo que el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina y la gobernadora del departamento, Clara Roldan adelantaron un consejo de seguridad.

SEGUIR LEYENDO:





Fuente