Una nueva explosión sacudió la capital afgana este domingo en las cercanías del aeropuerto internacional, donde aún se realiza la evacuación de los ciudadanos de esa nación que temen por represalias por parte de los talibanes, el grupo que controla el país desde el pasado 15 de agosto.

Según informó la agencia Reuters, la explosión en este caso se debió a un ataque con misiles lanzado por los Estados Unidos en una vivienda de Kabul.

“EEUU llevó a cabo un ataque militar en Kabul”, informó esta agencia que citó para el caso a dos funcionarios del gobierno norteamericano.

Las fuentes que proporcionaron la información desde el anonimato, aseguraron que el objetivo del ataque eran combatientes de la rama afgana del Estado Islámico (ISIS-K o Estado Islámico Khorasan).

Por su parte, el Pentágono confirmó la autoría del ataque. «Las fuerzas militares estadounidenses realizaron hoy un ataque aéreo no tripulado de autodefensa contra un vehículo en Kabul, eliminando una amenaza inminente del ISIS-K para el aeropuerto internacional Hamid Karzái», comunicó este domingo Bill Urban, portavoz del Mando Central de EEUU.

De acuerdo con la cadena afgana Ariana News, al menos seis personas, entre las que se encontrarían cuatro niños, fallecieron como consecuencia del ataque.

Los recientes atentados

El pasado jueves 26 de agosto se vivió un episodio nefasto en la historia reciente de Afganistán, que marcó un capítulo oscuro en la retirada de Estados Unidos y sus aliados en ese país.

Cuando caía la noche en Kabul se registraron dos explosiones consecutivas, seguidas por otra a las pocas horas, en los alrededores del aeropuerto internacional.

Los ataques reivindicados por el grupo Estado Islámico del Khorasan se cobraron la vida de más de 200 personas, en su mayoría civiles afganos que esperaban ser evacuados del país. También perdieron la vida 13 soldados estadounidenses.

Después de que el ISIS-K se atribuyera la autoría de los atentados, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, prometió que EEUU respondería con fuerza a estos ataques.

“Aquellos que llevaron a cabo este ataque, así como cualquiera que desee (hacer) daño a América (EEUU), sepan esto: No perdonaremos. No olvidaremos. Los cazaremos y les haremos pagar”, había anunciado el mandatario desde la Casa Blanca.



Fuente