El intendente de Canelones, Yamandú Orsi, consideró que el caso de Andrade era «muy chiquito como para estar haciendo el escándalo que se quiere hacer”.

A Orsi le resultó «llamativo» que se generase «mucho ringui-ranga» por la deuda que el senador Óscar Andrade tiene con la intendencia de Canelones y el BPS.

“Creo que Manini terminó de redondear un poco la idea: no da para hacer tanta bulla, pero está bueno para pensar”, dijo el jefe comunal.

«Conozco a Andrade, es de Progreso, es de Canelones. Él reconoció las dificultades que había tenido para hacerlo pero en el departamento, también hay facilidades para el que quiera y para el que tenga necesidad, no va a ser el caso de él porque ya me lo dijo», comentó.

“Capaz que esto nos viene bien para que reflexionemos que no es el caso de Andrade, no debería serlo, lo difícil que puede ser para algunas personas –repito no estoy hablando de ese caso– contratar un estudio de arquitectos o un arquitecto, hacer los planos, ir a BPS, registrar, ir a la Intendencia, ver que todo esté bien, pero que capaz que el muro que está allá hay que tirarlo abajo y hacerlo más allá, o la cámara hay que hacerla en otro lugar, esa es la realidad de todos los días acá», recalcó.

 



Fuente