El intendente de Canelones, Yamandú Orsi, hizo referencia en su columna semanal de Radio 41 de San José, a los anuncios del Poder Ejecutivo para paliar la situación de carestía creada por la aceleración de la inflación en los últimos meses.

El intendente canario dedicó en el comienzo de su columna palabras sobre el fenómeno inflacionario. Dijo al respecto que existen “las perillas grandes por decirlo de alguna forma” de la economía, pero también existe “la economía en el territorio, la que uno ve, la que uno más o menos entiende cuando no es economista ni profesional y ahí es evidentemente que están pasando cosas que nos preocupan”.

En relación a esto, hizo mención a la habilitación del fraccionamiento de alimentos en pequeños comercios del departamento de Canelones, aprobado antes de Semana de Turismo, medida que fue imitada el martes por la Intendencia de Montevideo.

“Un comerciante nos decía que hay gente que vive sola y que tiene ingresos limitados y que de repente compra 50 gramos de algún producto y no se compra medio kilo. Yo que fui almacenero y que todavía sé manejar el papel estraza, me revuelvo, toda la vida vivimos en ese mundo. Lo que cambió es que hoy viene todo empaquetado, y las medidas bromatológicas son mucho más rigurosas y nuestros servicios de inspección están cada vez más especializados”, contó.

Según Orsi, en los últimos años en Canelones se han visto florecer “las grandes superficies, los grandes supermercados (pero) el almacén de barrio es el que de repente resuelve con la libreta, el fiado la situación puntual de los vecinos”.

En cuanto a la medida del fraccionamiento, sostuvo que “no es la solución para la situación económica, nunca quiso ser eso ni va a ser. Sino que acompaña un proceso como por ejemplo lo que sacó el gobierno de la carne, el asado a otro precio, etc”.

“Todos reconocemos que es necesario hacer algo porque se ha vuelto complicado el tema de los precios, somos conscientes que ha habido rebaja del salario real, que ha habido una caída del salario real y eso hay que buscar la vuelta para revertirlo”, agregó.

El jefe departamental de Canelones también hizo lugar en su espacio para cuestionar lo que calificó como un “abuso” de los anuncios, de parte del gobierno nacional.

Para Orsi, el gobierno “abusa de los anuncios”. “Este es un anuncio de lo que se va a hacer y en el mismo momento aparece un anuncio y se empieza a discutir sobre la reelección del presidente y al otro día un anuncio y otro anuncio y otro anuncio, que en algunos momentos de la situación de la sociedad y del país el silencio capaz que ayuda más que el anuncio”, opinó.

“A veces el exceso de anuncio distrae y nos ponemos a hablar de cosas que de repente no son las más importantes o que no solucionan los problemas de fondo”, añadió.

Sobre la efectividad de las medidas anunciadas, Orsi contó que según ha leído de “algún economista, no de izquierda solamente, es que las medidas que se tendrían que tomar tendrían que ser bastante más focalizadas a ciertos sectores de la sociedad, ciertos estratos de la sociedad, por ejemplo el tema de la niñez, etcétera”.

De todas formas, el intendente prefirió no meterse “en esa polémica”. No obstante, señaló que “lo que sí es real es que solemos levantarnos y encontrarnos con un anuncio de lo que va a pasar o a veces incluso se anuncia que se va a anunciar”.

“Entonces me parece que todos deberíamos llamarnos a bajar la pelota al piso”, agregó, al tiempo que dijo tener claro que el problema no tiene una “solución fácil”, a pesar de que el fenómeno de la inflación comenzó con anterioridad al estallido de la guerra entre Rusia y Ucrania.



Fuente