Publicado:

El ministro del Petróleo pakistaní ha precisado que «el proyecto de gasoducto Irán-Pakistán está estancado debido a las sanciones internacionales contra Irán».

El Gobierno pakistaní ha comunicado a Irán que suspende su obligación contractual para completar el proyecto de la construcción conjunta de un gasoducto debido a circunstancias de fuerza mayor, informa este 7 de agosto el periódico pakistaní Dawn.

«Pakistán ha emitido un aviso de fuerza mayor y evento justificativo a Irán en virtud del Acuerdo de Compra y Venta de Gas (GSPA), que en consecuencia suspende las obligaciones de Pakistán en virtud del GSPA», cita el diario al ministro de Estado de Petróleo, Musadik Malik, quien intervino este lunes ante la Asamblea Nacional, la cámara baja del Parlamento pakistaní.

Imagen ilustrativa

El ministro ha explicado que «el proyecto de gasoducto Irán-Pakistán está estancado debido a las sanciones internacionales contra Irán», y agregó que la construcción se reiniciará una vez que se eliminen las restricciones contra la República Islámica. «Teniendo esto en cuenta, no se puede dar una fecha ni un plazo para la finalización del proyecto de gasoducto Irán-Pakistán», ha señalado.

Por otra parte, Malik ha admitido que Teherán no está de acuerdo con la decisión de Islamabad, por lo que la disputa sobre su validez solo podría resolverse mediante arbitraje internacional, si Irán decide recurrir a esta medida. La declaración de las autoridades pakistaníes llega poco después de la visita a Islamabad del ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Hossein Amir Abdollahian, la semana pasada. El canciller iraní enfatizó entonces la necesidad de completar el proyecto de gasoducto, ya que beneficiaría a los dos países.

Rol de EE.UU.

En su última declaración, el ministro de Petróleo pakistaní ha explicado que el Gobierno de Pakistán no pudo iniciar la construcción del gasoducto debido a las sanciones de Estados Unidos a Irán.

«El Gobierno de Pakistán está comprometido con las autoridades estadounidenses, a través de canales diplomáticos, para buscar la exención para el proyecto», ha asegurado. Islamabad solicitó a Washington a principios de este año permitir la construcción del proyecto para ayudar a superar la escasez de energía en el país, pero aún no ha recibido ninguna respuesta de EE.UU.

EE.UU. levanta parte de las sanciones contra Irán

En 2009, la compañía estatal pakistaní Interstate Gas Systems y la iraní The National Iranian Gas Company firmaron un acuerdo para la construcción de un gasoducto que daría salida al gas iraní y aliviaría la escasez de energía en Pakistán. No obstante, EE.UU. mostró su abierta oposición al proyecto, ya que podría socavar sus esfuerzos de presión sobre Teherán, además de sus intereses geopolíticos en la región.

Como consecuencia, Teherán completó su parte del gasoducto de 1.150 kilómetros en marzo de 2013, con un costo estimado de 7.500 millones de dólares, pero Islamabad, que se había comprometido a construir su sección de 800 kilómetros del gasoducto para enero de 2015, aún no ha finalizado el proyecto.



Source link