La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Agencia de Medicamentos de Estados Unidos (FDA) publicaron de manera conjunta un artículo este lunes en la revista británica The Lancet, en el que afirman que de acuerdo al “conjunto de pruebas acumuladas hasta el momento”, “no hay necesidad de una tercera dosis en la población en general, pues su protección contra la enfermedad grave es aún alta”.

El artículo se basa en la investigación de especialistas de varios países que analizaron los efectos de las campañas de vacunación. La conclusión de los investigadores es que las vacunas son “altamente efectivas contra la enfermedad grave”, lo que incluye también a la variante Delta.

Además, señalan que “incluso en poblaciones con altas tasas de vacunación, los no vacunados siguen siendo la principal causa de contagios”.

Los resultados están en sintonía con el pedido hecho hace más de un mes por el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, cuando se conoció la determinación de algunas potencias y otros países -entre los que está Uruguay- de aplicar una tercera dosis de la vacuna contra el coronavirus.

El director de la OMS había pedido a estos países, que “ya han utilizado la mayoría de los suministros de vacunas”, que postergaran sus planes para facilitar la provisión de vacunas a “las poblaciones más vulnerables del mundo” que “siguen sin protección”.

El equipo de investigación de la OMS, informó que las vacunas estudiadas tienen un promedio de 95% de efectividad contra evoluciones graves de la enfermedad, mientras que logran un 80% de efectividad en prevenir los contagios de todas las variantes identificadas hasta el momento.

Asimismo, detallan en el estudio que en los países que aplican una tercera dosis, no se encuentra evidencia “creíble” que de que esté aumentando la protección contra las formas graves de la enfermedad, “que es el principal objetivo de las vacunas”.

Esto lleva a los investigadores a concluir que “dada la cantidad limitada de vacunas disponibles, se salvarán más vidas se se las damos a quienes tienen un mayor riesgo de sufrir covid, que son aquellos que aún no han recibido ni una dosis”.



Fuente