La Asociación de Defensores de Oficio del Uruguay presentó en las últimas horas una carta ante la Suprema Corte de Justicia, en la que denuncia «irregularidades en los procedimientos policiales y diferentes formas de abusos policiales como coacción física y psicológica para conseguir declaraciones, no brindar asistencia adecuada a los detenidos o concretar allanamientos sin una orden judicial, al forzar la firma de documentos que habilita el procedimiento voluntario».

Aseguran que existe un incremento en la “violación de las garantías y derechos fundamentales de los ciudadanos en las actuaciones realizadas por efectivos de la Policía”.

Los defensores de oficio consideran que parte del incremento de las situaciones de abuso es por la aplicación de la Ley de Urgente Consideración.

Por su parte, el ministro del Interior, Luis Alberto Heber, dijo que la Ley “ampara” al policía en el procedimiento. Agregó que para la secretaría de Estado “hay que considerar caso a caso y algunos de ellos rompen los ojos”.

El secretario de Estado reclamó conocer los casos concretos y señaló que consultó a Fiscalía y «no hay ninguna denuncia» asociada a los abusos que plantea el informe. «El Ministerio del Interior no sabe nada, la Fiscalía no sabe nada, ¿y van a mandar una carta a la SCJ? Digo, nosotros tenemos que investigar, lo lógico sería que estuviéramos informados. Si nos informan, rápidamente le damos la información a la Fiscalía para que dirija la investigación», aseguró.

«Si me dicen dónde, actuamos firmemente. Hay una Ley de Procedimiento Policial. Si hay abuso o agresiones de un policía se lo denuncia, el fiscal lo procesa y nosotros lo semaramos del cargo», aseguró Heber.

Ante estas declaraciones la respuesta no se hizo esperar. Los defensores de oficio lamentaron que el secretario de Estado cuestione la veracidad de la denuncia y plantearon que se filmen todos los procedimientos policiales para contar con mayores garantías.

 



Fuente