Ancap cerró 2021 con una ganancia contable de US$ 88 millones, de todos modos, presentó una pérdida de U$S 32 millones en el mercado monopólico que se revirtió con los resultados de los negocios en competencia, una cobertura por el tipo de cambio y el aporte de las sociedades controladas, según informó el ente.

El resultado negativo del mercado monopólico se debió a que realizó ventas por debajo de la paridad de importación en gran parte del año. Según el ente en 2021 «la sociedad pagó cerca de US$ 159 millones menos» con respecto a la paridad de importación (PPI) para todos los productos vendidos en el mercado interno”, señala el resumen ejecutivo.

Por otro lado, en los mercados en competencia, el ente logró una utilidad de US$ 41 millones. Por su parte, las ventas de gasoil a UTE para la exportación de energía eléctrica a Brasil implicaron para la empresa una ganancia contable de US$ 56 millones.

En ese sentido, el presidente de Ancap, Alejandro Stipanicic explicó en rueda de prensa que la ganancia se explica en parte, por “el negocio excepcional de venta de energía eléctrica a Brasil, a través de UTE, en 2021, que generó una ganancia contable de alrededor de US$ 56 millones”.

Desde Ancap se aclaró que a partir de junio de 2021 se comenzó a aplicar la metodología de cálculo de precios de paridad de importación (PPI) aprobada por Ursea en octubre de 2020 y que desde julio 2021 cambió la forma de fijar precios en la cadena de combustibles, por lo que los ingresos brutos de Ancap “dejaron de recaudar los costos y márgenes de distribución y estaciones de servicios”.

La petrolera también destacó que en 2021 “se alcanzó el valor máximo de barriles procesados por funcionario (16% superior al promedio de los tres años anteriores, consecuencia de una alta utilización de la refinería y un mínimo histórico en la cantidad de funcionarios (28% menos que en el pico máximo en 2014”.



Fuente