Montevideo Portal

El ministro de
Trabajo y Seguridad Social, Pablo Mieres, dio una conferencia de prensa este 1°
de mayo en Torre Ejecutiva con motivo del Día Internacional de los
Trabajadores, instancia en la que estuvo acompañado por el
subsecretario, Mario Arizti, y la directora general, Valentina Arlegui. “En nombre del gobierno nacional y de todo
el equipo del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), como todos los años,
hacemos llegar nuestro saludo cálido y comprometido a todas y todos los
trabajadores del país; a todos quienes aportan esfuerzo, conocimiento y talento
para la construcción de una sociedad más próspera solidaria y justa”, dijo
Mieres al inicio de su intervención, y saludó especialmente “al movimiento sindical,
que transmite su mensaje a la ciudadanía”.

Tras repasar los
principales indicadores en materia laboral del último año, Mieres recordó que
este lunes se cumplen 40 años del acto del 1° de mayo de 1983, que fue “el primer
acto de masas desde 1973”.

“La tasa de
empleo se ubicó en el 57,1%, cifra más alta que la registrada en 2019 y similar
a la del 2018. El desempleo se ubicó en 8%, alrededor de un punto por debajo de
2019 y casi dos puntos y medio por debajo de febrero de 2020, último mes previo
a la pandemia y a que asumiera el actual gobierno”, dijo Mieres, que agregó que
“con respecto a 2021 se registra una mejora en todos los indicadores de empleo,
tanto en la tasa de actividad, como en la de empleo y desempleo”.

Por otra parte, en
marzo hubo 44.600trabajadores en seguro de paro, “cifra menor a los promedios
registrados en los últimos cuatro años”, destacó el ministro.

“En los últimos
tres años de gobierno se ha reducido de forma significativa la cantidad de trabajadores
informales”, destacó Mieres, que recordó que en el período 2015-2019 esa tasa
se ubicó en 25% en promedio; en el 2022, en 21%; mientras que en marzo del 2023
alcanzó el 20%. “Se ha recuperado la cantidad de trabajadores activos y la formalidad
se ha consolidado con un crecimiento estable en nuestra realidad laboral. Nos alegra
mucho porque una mayor proporción de trabajadores ha accedido a las
correspondientes protecciones, derechos y beneficios que incluye la formalidad,
muy lejos de una situación de afectación de la calidad del empleo”, valoró el
secretario de Estado.

El ministro
también valoró el aumento en el número de cotizantes al Banco de Previsión
Social (BPS). “El promedio de aportantes fue de 1.276.000 trabajadores en 2022.
Esto es 50.000 más que en 2021, y 73.000 más que el promedio de aportantes que
el quinquenio 2015-2019. Muy probablemente esto se deba a los mecanismos de
protección que se desplegaron durante la pandemia, lo que llevó a valorar en
mayor grado la formalidad laboral. Estas tendencias son absolutamente
excepcionales con respecto a los demás países de la región”, repasó.

Luego se refirió
a los datos de empleo por género, y en ese sentido ponderó que las brechas en
las tasas de empleo y desempleo se han reducido. “La brecha en empleo entre hombres
y mujeres entre 2019 y 2022 se redujo a 15,9 a 15,5, y la brecha en la de
desempleo, bajó de 3,4 a 2,1, un 1,3% menos que en 2019”, puntualizó.

“¿Estos datos significan
que estamos satisfechos? No. Estamos contentos con las tendencias de recuperación
del empleo. No estamos satisfechos porque la realidad previa a la pandemia era
mala. La tendencia al deterioro del empleo se había instalado en el país desde
el 2015, y de ahí en adelante al 2019 era insatisfactorio”, opinó.

El litoral y la
discapacidad

Tras un repaso de
la situación general en cuanto al empleo, el ministro abordó dos asuntos
puntuales: la crisis laboral en el litoral del país, producto de la devaluación
del peso argentino, y la accesibilidad al trabajo para las personas con
discapacidad.

“Tenemos muy
clara la problemática laboral y productiva en el litoral, como consecuencia de
los graves problemas de competitividad con Argentina. En ese sentido, afirmar
que estamos trabajando en medidas concretas para responder a esta problemática
tan compleja”, dijo Mieres.

De todas maneras,
el ministro estimó que, por más medidas que adopte el gobierno, “es imposible
compensar una magnitud tan enorme de diferencia de precio”.

“El tema está en
la mesa de trabajo del Poder Ejecutivo y tendremos novedades a la brevedad”,
prometió.

Además, anunció que
el gobierno seguirá trabajando en “en la reducción de las inequidades en el
acceso al trabajo en materia de género, edad, educación y nivel socio económico,
así como las situaciones de discapacidad”.

“Estamos avanzando
en incorporar modificaciones a la normativa vigente que promueve el acceso al
trabajo de las personas con discapacidad. Esta tarea que estamos realizando
junto al Ministerio de Desarrollo Social (Mides) se concretará en las próximas semanas
en un proyecto de ley que buscará facilitar los procesos y ampliar las posibilidades
para que las personas con discapacidad accedan al trabajo, superando la
situación actual, en la que si bien existen cuotas legalmente establecidas
desde hace años, estamos muy lejos de su cumplimiento, tanto en el sector
público como en el privado”, reconoció.

El salario y el mundo

El ministro
admitió que “en materia de salarios, la pandemia, como ocurrió en el mundo
entero, afectó el poder adquisitivo del salario, tanto público como privado”.

“En 2020, el
poder adquisitivo del salario en el mundo cayó 6%, más de lo que cayó en el
país. Desde entonces, se reafirmó el compromiso de este gobierno con respecto a
la efectiva recuperación del poder adquisitivo del salario. Hoy ratificamos con
total convicción la vigencia plena de ese compromiso”, sentenció, y agregó: “Vale
destacarlo, además, porque la OCDE [Organización para la Cooperación y el
Desarrollo Económicos] a fines el año pasado estimaba que los países europeos
tendrán una caída real del salario real para 2023 de 4,5%. Esta situación
regional, de países desarrollados, destaca aún más los esfuerzos que en Uruguay
se están haciendo para la recuperación definitiva y completa del salario real”.

“El año pasado se
firmó un convenio colectivo con el sindicato de los trabajadores públicos que
estableció un cronograma para la recuperación del salario que se está
cumpliendo”, destacó, en referencia al acuerdo firmado entre el Poder Ejecutivo
y la Confederación de Organizaciones de Funcionarios del Estado (COFE) en junio
de 2022.

“Ya durante el
año 2022 se produjo una recuperación parcial de los salarios en el ámbito
privado. A partir de la próxima ronda de salarios se buscará desde el gobierno la
recuperación definitiva del salario”, insistió.

Luego, vinculó la
rebaja impositiva anunciada por el presidente Luis Lacalle Pou el 1° de marzo ante
la Asamblea General con una recuperación salarial. “Como efecto de la rebaja de
impuestos, 345.000 trabajares tendrán aumentos de ingresos salariales, como
resultado de la exoneración del IRPF en algunos casos y de la rebaja de ese
impuesto en otros; 170.000 jubilados obtendrán reducciones del IASS; 35.000
micro y pequeños empresariales recibirán rebaja impositiva que se traduce en
mejora de sus ingresos mensuales”, repasó.

“El MTSS se ha
mantenido en actitud de diálogo y ha buscado acuerdos en los conflictos que se
suscitan”, sostuvo, y se comprometió a “impulsar un proceso de diálogo con
trabajadores y empleadores con la misma ecuanimidad y equilibrio que se ha manejado
hasta ahora”.

“Estamos trabajando
para incorporar modificaciones en los procesos de negociación colectiva que fortalezcan
y modernicen estas instancias. Reafirmamos la necesidad de llevar adelante un
proceso de modernización de las relaciones laborales que aumenten las formas de
consensos, guiados por la consigna ganar-ganar”, planteó, y recordó que el Parlamento
aprobó el mes pasado la ley de personería jurídica de los sindicatos.

Mario Arizti, Pablo Mieres y Valentina Arlegui. Foto: Presidencia

Mario Arizti, Pablo Mieres y Valentina Arlegui. Foto: Presidencia

Accidentes
laborales y reforma previsional

Otros temas abordados
por Mieres fueron la reducción de los accidentes laborales y la aprobación de
la ley de reforma del sistema previsional.

El ministro destacó
que a fines del año pasado extendió por decreto a todos los lugares de trabajo el
análisis y monitoreo de la salud laboral. “Ha habido un proceso continuo y
significativo de reducción de los accidentes de trabajo. De hecho, desde 2014 a
2021, se han reducido los accidentes de trabajo en un 30%, de 55.000 a 39.000
por año. La tendencia a la reducción de los accidentes laborales continúa en estos
últimos años, en el entorno del 7%”, informó, por lo que, según estima, se está
“configurando una situación de mejora relevante en la calidad del empleo”.

“Es ineludible
hacer una referencia a la reciente aprobación de la ley de reforma de la
seguridad social. La dimensión de una gestión de gobierno se mide por la capacidad
de tomar decisiones con una mirada larga, y pensando en las nuevas
generaciones, sin reparar en el cálculo de pequeño o corto plazo. Esta es una
reforma necesaria, responsable, que promueve la equidad, y que se hace con
tiempo, sin afectar de manera abrupta ni repentina a nadie. Esta reforma
permite encarar el futuro con responsabilidad, con el objetivo de que las
jubilaciones y pensiones dejen de tener un peso cada vez mayor en el gasto del Estado”,
explicó.

Luego, discrepó
con uno de los principales argumentos del Pit-Cnt y del Frente Amplio a la hora
de cuestionar la reforma, que refiere a que quien pagará los principales costos
serán los trabajadores. “No es cierto que esta reforma se carga sobre la espalda
de los trabajadores. Ninguna de las prestaciones o condiciones actuales se
modifica, ni el porcentaje de aportes mensuales a la seguridad social, que
seguirá siendo 15%, ni los años de aportes que hay que sumar para jubilarse, que
seguirá siendo 30 años. Al contrario, es una reforma pensada para que
trabajadores más jóvenes tengan garantizadas sus jubilaciones con montos iguales
o mejores a los actuales. Se hace a la uruguaya, sin apuros, gradualmente, sin
cambios repentinos”, dijo Mieres.

El ministro
recordó además que este domingo 30 de abril se conmemoró el Día del Trabajador
Rural. “Con respecto a ellos, queremos señalar que la reforma de la seguridad
social incluyó a estos trabajadores y a los de la construcción en una situación
especial de jubilación anticipada, es decir que podrán seguir jubilándose a los
60 años”, debido a las condiciones laborales en las que se desempeñan.

“Todos los actores
políticos y sociales sabían que era necesaria e imprescindible” esta reforma previsional.
“Seguimos esperando conocer cuál era la reforma definitiva de la que se habla,
pero no se explicita”, señaló, en respuesta a las críticas de la central obrera
y la oposición.

“Mucho se ha hecho
y queda por hacer. Seguiremos trabajando en forma permanente ideas y medidas
para todos los trabajadores y empleadores de este país, especialmente para los
más débiles y vulnerables”, prometió.

Reducción de la
jornada laboral

Semanas después de
que el Congreso de Chile aprobara la reducción de la semana laboral, de 45 a 40
horas, el presidente del Pic-Cnt, Marcelo Abdala, planteó en el acto central la
necesidad de avanzar hacia “la reducción de la jornada de trabajo sin
reducción del salario”.

Consultado sobre
este reclamo, Mieres propuso abordarlo con cautela: “La evolución de las características
del trabajo en el mundo es muy dinámica y genera desafíos permanentes en materia
de incorporaciones tecnológicas, que llevan a pensar y discutir la necesidad de
estudiar y flexibilizar los diferentes componentes del mundo laboral. En la
agenda del gobierno hoy no está el tema de la reducción del horario laboral. Eso
no significa que en la negociación colectiva, en los diferentes sectores de
actividad, pueda establecerse o acordarse la posibilidad de modificaciones al
respecto”, manifestó.

“Hay que tener
claro que este tipo de modificaciones varía mucho de un sector de actividad a
otro: en sus posibilidades, características, en sus formas de consolidarse. En ese
sentido, hay que tener en cuenta que la reducción del tiempo de trabajo está
asociado a un componente que debe ser parte de la negociación colectiva, que es
la productividad. De otra manera, es muy difícil pensar en la viabilidad de una
modificación en la que se pueda impulsar una reducción de tiempo de trabajo y
al mismo tiempo una mantención de la remuneración y de la producción”, estimó.

“Son cosas muy
complejas, que han entrado en la agenda del mundo, y es parte del debate de
estos tiempos”, planteó.

Para Mieres es
inviable alcanzar una reducción de la jornada laboral y al mismo tiempo sostener el salario real, como propuso Abdala. “Uno siempre quiere ser sano y lindo, pero
las realidades son las realidades. Y las realidades dicen que este gobierno
recuperó el empleo más rápido que la mayoría de los países del mundo y está
recuperando el salario también más rápido que la mayoría de los países del
mundo. ¿Pedir más? Yo escuché que se hablaba de recuperar el salario real por
encima del 2019, bajar la jornada laboral manteniendo el salario, ¿qué más
querés? Hay un nivel de reclamo que parece que a veces se viviera en un mundo
paralelo”, dijo al cierre de la conferencia.

Montevideo Portal





Source link