En la noche del lunes, un patrullero que iba en persecución
de un coche robado fue atacado a disparos y pedradas en las inmediaciones en el
barrio Boix y Merino, comprendido entre el arroyo Malvín y la calle Espronceda.

Según informara el noticiero Telemundo, el coche circulaba
sin matrícula y con cuatro ocupantes “en actitud sospechosa”. Así las cosas, un
patrullero que se encontraba en el área se lanzó en persecución, pero fue
repelido a pedradas y disparos tanto por los ocupantes del vehículo como por personas
que se encontraban en los pasajes por donde circulaban.

Ante las agresiones, los agentes debieron desistir de la persecución
solicitar apoyo. El auto en cuestión fue localizado poco más tarde en la zona,
pero sus ocupantes ya no estaban. Se comprobó que el vehículo, marca Peugeot, había
sido robado el día anterior.

Nadie resultó herido en el incidente, aunque se comprobó que
el patrullero había recibido varios impactos de bala.





Source link