El Partido Comunista del
Uruguay (PCU) emitió un comunicado este miércoles en el que se refirió a las
denuncias por violencia de género que recibió en la Justicia el diputado Gerardo
Núñez, representante del partido en la Cámara Baja.

En primer término, el
PCU manifestó que “respalda en todos sus términos los dispositivos previstos en
la Ley N° 19.580 (de Violencia Hacia las Mujeres Basada en Género) que
garantizan un correcto tratamiento de las denuncias y protegen el proceso de
tránsito durante su consideración en la órbita judicial”.

Sobre Núñez, manifestó que
“una vez conocidas las declaraciones anónimas en redes sociales (a principio de
marzo), se resolvió el distanciamiento del compañero involucrado de los espacios
de representación pública”.

El PCU informó además que,
tras la denuncia en la Justicia y las medidas cautelares dispuestas, “acompaña
la presentación del compañero al Tribunal de Conducta Política del Frente
Amplio” y además el caso será sometido a la Comisión de Control del Partido.

“A su vez, en acuerdo,
se resuelve la licencia de todas las responsabilidades política y de representación
parlamentaria” de Núñez, afirmó el Comité Ejecutivo Nacional del partido.

Finalmente, se señaló
que ante “trascendidos respecto a una posible desestimación a la presentación
de una denuncia en la órbita partidaria; el PCU manifiesta la inexistencia de una
resolución al respecto por parte de ninguno de sus organismos de dirección y
resuelve la realización de una investigación para el esclarecimiento de los
hechos”.  

La mujer que realizó la
denuncia contra Núñez declaró ante la Justicia que, al acudir a un integrante
del partido en busca de ayuda, le fue negada. 

Según consignó
El Observador en base al expediente judicial, la mujer señaló que se le dijo
que denunciar “no tendría ninguna consecuencia y que le servía quedarse
callada”.





Source link