El partido comenzó con una chance clarísima al minuto para los mirasoles tras un robo en la salida rival de Carrizo y una asistencia a Bentancourt, que en posición muy favorable, la terminó tirando a las nubes. 

Lo cierto es que en ese arranque la presión alta de los mirasoles daba resultados y le permitía posicionarse en campo rival con la intención de poder complicar a una zaga que otorgaba algunas facilidades.

Gargano manejaba los hilos de la mitad de la cancha y Laquintana acumulaba acciones por derecha que los paraguayos sufrían, incluso un centro que lanzó y se cerró obligó a Olveira a entrar en acción.

Sobre el cuarto de hora nuevamente se lo perdió Ruben Bentancur, tras un centro preciso de Ceppelini¡, ahora desde la izquierda, que conectó el nueve pero sin acertarle al arco. 

Lentamente los locales se fueron afianzando en su zona de volantes y con eso ir ganando terreno, algo que lo acercó a la valla de Dawson y mostrar problemas en la marca adversaria. 

Un tiro cruzado de Richard Ortíz exigió a fondo por primera vez al cuidapalos para apagar una muy favorable, en un duelo que había mutado. 

A los 29′, un centro desde la izquierda que conectaron dos veces de cabeza, la última nuevamente Richard Ortíz, terminó dando en el palo en un sofocón para los de Larriera que ya la pasaban mal.

Olimpia era preoponderante





Source link