Peñarol le ganó a Torque 1 a 0 en un encuentro que se jugó más apurado que rápido, muchas intenciones y pocas concreciones por los dos lados; Torque tuvo más la pelota, pero el Canario Alvarez volvió al gol y con el se obtuvo el triunfo.

Desde el 22 de noviembre del 2021 frente a Cerro Largo que Agustín Alvarez Martínez no convertía un gol, pasaron 15 partidos oficiales, entre Clausura, Apertura y Libertadores, más 5 amistosos sin que el Canario pudiera festejar. Mucho tiempo para el nueve de Peñarol; pero la mufa se acabó en el minuto 59 del encuentro frente a Torque en la noche del 23 de abril del 2022 en el  Centenario.

Una jugada en la que Laquintana presionó sobre el lateral José Alvarez y le quitó la pelota, tocó al medio y el Canario Alvarez Martínez definió a la izquierda de Guruceaga para darle el triunfo a Peñarol.

Fueron sin duda los dos hechos más trascendentes de la noche, la victoria de Peñarol sobre Torque y el gol del Canario.

El partido tuvo más apuro que velocidad, Larriera volvió a mandar a la cancha al equipo con una línea de tres (Arias, Menosse y Elizalde), dos volantes (Musto y Ceppelini) , dos carrileros (Aguirregaray y Bonifazi), dos por delante (Carrizo y Bryan Olivera) y un punta (Alvarez Martínez).

Un equipo decidido a tapar las subidas por los laterales de Torque y el juego interno que generalmente producen Santos, Milesi, el chileno Allende con Guzmán y Darío Pereira para alimentar Guerrero.

Torque no varió su forma de jugar intentó desbordar y que Allende fuera el eje del juego.

Peñarol mostró su intención en la marca, pero también en el juego ofensivo atacando por los laterales.

Pero los dos esquemas se tradujeron en que los celestes tuvieran la pelota sin lastimar y el aurinegro con poca precisión no lograba terminar las jugadas.

La primera jugada de riesgo de Peñarol llegó de un centro de Aguirregaray que el Canario Alvarez cabeceó muy al medio y Guruceaga detuvo sin problemas   .

Pero de allí en adelante la pelota estuvo más en los pies de los dirigidos por Cuello, a los 26 minutos un tiro de media distancia de Santos obligó a a una atajada de Dawson y luego Darío Pereira recibió muy solo en el área aurinegra, giró y tiró cruzado, sacando Dawson al corner.

Recién en el minuto adicionado Peñarol tuvo una nueva oportunidad, Carrizo presionó, robó la pelota y tiró a colocar pero se fue apenas afuera.

Para el segundo tiempo llegaron cambios de hombres y de sistema por parte de Larriera. Mandó a la cancha a Laquintana por Bonifazi y a Saravia por Olivera. Pasó a cuatro en el fondo con Musto delante de esa línea, cuatro por delante de él y el Canario Alvarez de punta.

No mejoró mucho Peñarol, pero se acomodó mejor en la cancha.

A los 50 minutos una pelota cruzada a Guerrero que lo dejó solo, el ariete tiró cruzado y mal, desperdiciando una oportunidad muy propicia, a los 57′ un centro pasado de José Alvarez y por el segundo palo apareció Suárez que remató apenas desviado.

Peñarol intentaba y no llegaba, se aprontó Viatri para entrar y en el minuto 59 Laquintana presionó a José Alvarez, le quitó la pelota, tocó al medio y el Canario Alvarez acabó con su mufa, definiendo al palo izquierdo de Guruceaga para el 1 a 0. A los 69 minutos el Canario fue suplentado por Viatri en un cambio poco entendible, parecía más lógico hacerlos jugar juntos, sobre todo por el tipo de juego que después desplegó Viatri que hizo jugar mejor a Carrizo, Ceppelini y Laquintana.

El partido era de tres cuartos a tres cuartos, Torque con la pelota y Peñarol de contra ataque, a los 84 minutos hubo un rechazo de Guruceaga ante la presión de Laquintana y Ceppelini tiró de tres cuartos de cancha y Guruceaga tuvo que volar en retroceso para sacar la pelota al corner.

Torque se tiró con todo a buscar el empate y Peñarol corrió atrás de la pelota, una falta innecesaria en la mitad de la cancha de Arias a los 90 minutos, terminó con la roja bien decretada para el zaguero aurinegro..

Larriera rearmó la defensa poniendo a Agustín Da Silveira por Carrizo para cerrar el partido, pero Torque tuvo una más, una pelota alta que peinaron y Cejas a la carrera pateó apenas aafuera sobre el palo derecho de Dawson.

Ninguno de los dos fue convincente, el partido tuvo vértigo, pero no se jugó bien. Peñarol ganó y le da aire a la espera del encuentro por Libertadores que jugará el miércoles 27 frente a Cerro Porteño en Asunción.



Fuente