Nuevo empate, nueva frustración, los aurinegros están jugando con fuego, habiendo tenido varias oportunidades en tres partidos de cerrar el campeonato Clausura y la tabla anual, pero sigue perdiendo puntos y sus seguidores ya están pisándole los talones.

Todo se va a definir en la última fecha, y aún no hay noticias del fallo del tribunal de apelaciones tras la denuncia en la primera fecha de este campeonato de Nacional en su juego contra Cerro Largo.

Contra Progreso, Peñarol fue un mediocre equipo, que si bien dominó en la cancha, no demostró tener nada planificado para llegar al gol.

Jugando a impulsos personales, pelotazos y mucho desborde y pésima definición, claramente quedó demostrado el escaso trabajo en las prácticas por parte del entrenador.

No se ve una sola jugada preparada, todo depende de la que hagan los jugadores en la cancha, con iniciativa propia, sin un plan predispuesto.

Timorato, conservador, cuidadoso de no perder, Larriera se fue conforme en el partido de la fecha pasada contra Cerro Largo, porque luego de ir perdiendo dos a cero, logró igualar.

En síntesis, Peñarol tiene todo para ser campeón, pero su técnico no se animó a jugarse, solo quiere ir sumando puntos sin perder, ese es su objetivo.

Al plantel le falta motivación, y solo algunos referentes como Gargano especialmente, marcan la cancha, porque el entrenador solo arma el equipo y los larga a la cancha.

Esperó hasta el minuto 88 para hacer dos cambios claramente ofensivos, una falta de respeto a los que ingresaron, pero también a la rica historia de Peñarol.

 

ACTUACIÓN INDIVIDUAL

 

Kevin Dawson:

No corrió peligro, no hubo jugadas de riesgo en su arco, estuvo atento e intentó salir rápido jugando desde su arco.

 

Giovanni González:

Muy activo, seguro en la marca y siendo importante atacando. Le sacaron una tarjeta amarilla totalmente mal interpretada por el árbitro Busto. Fue la quinta, se le terminó el campeonato, gran baja para la última fecha.

 

Carlos Rodríguez:

Se viene afirmando en sus últimas actuaciones, mostrándose seguro y firme en la acción defensiva. También importante en el área rival en tiros de pelota quieta.

 

Edgar Elizalde:

Era la sexta oportunidad de ser titular en este campeonato, en esta oportunidad por la expulsión del titular. Tiene buenas condiciones técnicas, va muy bien por arriba, pero siempre está al borde de la amarilla o la expulsión. Si se calma, puede ser importante en el futuro.

 

Valentín Rodríguez:

Para mí se ganó la titularidad, de lateral o de carrilero por izquierda. Importante atacando, es un delantero más con buena técnica. Alguna dificultad para defender, pero igualmente se revuelve bien. Se fue gravemente lesionado por un golpe totalmente involuntario de su compañero Musto en un choque con un rival también.

 

Jesús Trindade:

Un relojito para marcar, cubrir a sus compañeros y además como si eso fuera poco, con la pelota en los pies lo hace muy bien. Siempre un buen puntaje.

 

Walter Gargano:

En gran momento físico a pesar de su edad. La manija del equipo, parece tener la energía y la potencia de cuando era jovencito. Una pena que a pesar de su experiencia haya cometido el error de protestar y protestar hasta ganar una amarilla, que es la quinta y lo deja fuera del partido final de campeonato, se va a sentir y mucho su ausencia.

 

Agustín Canobbio:

Es extraordinaria su fuerza, su velocidad, su permanente potencia para subir y para bajar a colaborar. Pero sigue sin definir como corresponde, su carencia de siempre.

Por momentos es imparable para sus rivales, si definiera mejor, sería extraordinario.

 

Facundo Torres:

Es un gran proyecto de extraordinario jugador. Es diferente, distinto, seguro lo van a comprar desde el exterior no bien culmine este campeonato. Lo cotizó mucho su presencia en la selección de Tabárez.

Los rivales le dan patadas y empujones desde el momento que toca la pelota. No arruga, mete y mete.

 

Pablo Ceppelini:

Hace mucho que venimos diciendo que no debería ser titular. Su juego es tan bonito que llega un momento que es intrascendente. Toda, pasa, vuelve a tocar, y no pasa nada, se va diluyendo poco a poco hasta ser sustituido. Se va muy caliente cada vez que lo sacan.

 

Rubén Bentancourt:

Le tocó ser titular por la irresponsable actitud de “El Canario” Álvarez que se hizo amonestar sabiendo que era su quinta amarilla frente a Cerro Largo y por eso estuvo en el banco. “El Cavani chico” no termina de concretar a pesar de su peligrosidad dentro del área.

 

PEÑAROL: Kevin Dawson, Giovanni González, Carlos Rodríguez, Edgar Elizalde, Valentín Rodríguez (93′ Nicolás Rossi), Jesús Trindade, Walter Gargano (70′ Damián Musto), Agustín Canobbio, Facundo Torres (93′ Nicolás García), Pablo Ceppelini y Rubén Bentancourt.

DT: Mauricio Larriera.



Fuente