Al cierre de nuestra edición los seguidores de la divisional C esperaban el fallo del Tribunal de Apelaciones del Juzgado de noveno turno de Montevideo, que sería el último tramo del recurso de amparo presentado por Frontera Rivera Chico.

En caso que el Tribunal fallara en contra del elenco riverense, el campeonato comenzaría el 5 de setiembre, teniendo libre Tacuarembó en la primera etapa, de acuerdo al calendario. Si por el contrario Frontera sale victorioso en la justicia, el fixture debería realizarse nuevamente, cabiendo la chance de que el equipo tacuaremboense debute dentro de ocho días.

Lo cierto que el cuerpo técnico del conjunto rojo y blanco ha venido cambiando los lugares de entrenamientos, buscando que el plantel mantenga la motivación.

La pasada semana los jugadores se movieron en una cancha de césped sintético de fútbol siete, habiendo trabajado en los últimos días en un gimnasio
local, a raíz de las inclemencias del tiempo.

A su vez el orientador del conjunto tacuaremboense, Matías Rosa, se encuentra preocupado por la demora del inicio del campeonato, pues los elencos capitalinos vienen realizando partidos amistosos entre ellos.

Por su parte la entidad de nuestra ciudad tiene que conformarse con llevar a cabo movimientos internos, corriendo riesgo de perder rodaje futbolístico,
ya que por un tema de distancia, la institución norteña no afrontará más cotejos de práctica de fuste.

Naturalmente que desde El Avisador esperamos confirmarles en próximas ediciones la fecha de inicio del torneo, dado que el comienzo de la actividad no
puede seguir demorándose.



Fuente