La presencia de Isaac Alfie en el programa Santo y Seña, se convirtió en el preámbulo de la interpelación a la ministra de Economía, Azucena Arbeleche.

El director de la OPP fue consultado sobre la exoneración económica que el Ministerio de Economía concedió a su empresa, y lejos de negar el procedimiento, solo respondió que hubo familiares de políticos “del anterior gobierno que también tuvieron beneficios fiscales”.

Alfie, que no quiso dar nombres, porque consideró que “fueron procedimientos tan legales como los que hizo él”, pero inmediatamente en las redes sociales comenzó a circular el dato de que se trata de la empresa La Ópera, propiedad de la familia de la esposa del exviceministro de Economía, Pablo Ferreri.

La estructura oficialista se activó entonces en redes defendiendo a Alfie, que nunca negó los hechos aunque los justificó diciendo que antes ya se había hecho lo mismo.

Aunque Alfie no lo mencionó, Pablo Ferreri reaccionó inmediatamente y explicó en Twitter la situación, diferenciándola completamente de la que involucra al director de la OPP.

“Son situaciones muy diferentes, más allá de la opinión que merezca cada una. Yo no pedí ningún beneficio ni tenía ninguna empresa. Yo no consulto a la familia de mi esposa sobre mi actividad política, ni ellos a mi sobre su actividad empresarial”, explicó Ferreri.

Y agregó: “Si bien la empresa es propiedad de mi esposa y su familia, ella se desvinculó de la gestión en 2015 (la resolución es de 2018, en cambio Alfie puede arbitrar entre su actividad política y su actividad empresarial, con decisiones que dependen de él. En este caso eso no es así, es incomparable”, recalcó.

“Me parece lamentable no sostener una discusión política desde los fundamentos que cada uno considere. Entrar en el enchastre como ocurre en las redes no ayuda en nada, ni a nadie”, concluyó.

 

 



Fuente