Luis Rubiales, presidente de la RFEF (Europa Press)
Luis Rubiales, presidente de la RFEF (Europa Press)

La Fiscalía Anticorrupción ha abierto diligencias de investigación tras recibir una denuncia presentada contra el presidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, sobre su gestión al frente del organismo y en relación al contrato para la celebración de la Supercopa de España en Arabia Saudita.

La denuncia, presentada hace un mes por parte del presidente del Centro Nacional de Formación de Entrenadores de Fútbol (Cenafe), Miguel Ángel Galán, no solo se dirige contra Rubiales, sino también contra la RFEF, el jugador del Barcelona Gerard Piqué y su empresa Kosmos al considerar que su actuación perjudicó el patrimonio del organismo.

Según informaron a la agencia de noticias EFE fuentes fiscales, el departamento que dirige Alejandro Luzón ha acordado la apertura de diligencias de investigación por los hechos denunciados, aunque precisan que de momento no se dirige contra ninguna persona en concreto.Galán pedía investigar si se podrían haber cometido varios delitos de corrupción, administración desleal, prevaricación o cohecho. Dicha denuncia, posteriormente ampliada, señala que Rubiales “pactó con Gerard Piqué el cobro de una comisión multimillonaria por el traslado de la Supercopa de España a Arabia Saudita” y añade que el presidente de RFEF “presionó a las autoridades de Riad para que abonaran al jugador del FC Barcelona hasta 24 millones de euros por disputar el torneo en ese país y trató luego de ocultar la participación del futbolista en el contrato”.

El defensor del Barcelona Gerard Piqué, en una imagen de archivo (EFE)
El defensor del Barcelona Gerard Piqué, en una imagen de archivo (EFE)

Galán también llevó ante la Fiscalía el pago “presuntamente irregular” por parte de la RFEF del alquiler de “un piso de lujo” de Rubiales en el centro de Madrid. Una renta que ascendía a 3.100 euros mensuales, precisa la denuncia.Galán acudió a Anticorrupción tras la publicación de diversas informaciones en El Confidencial en torno a la gestión del dirigente y el futbolista para la organización de la citada competición. Los documentos publicados hace unas semanas indicaban que el contrato firmado para seis ejercicios con la compañía pública saudita, Sela, aseguró la cantidad de 40 millones de euros por cada edición a la RFEF y 4 millones para Kosmos, empresa de la que Piqué es copropietario.

En la ampliación de la denuncia, Galán indica que Rubiales desechó un acuerdo con Qatar más ventajoso, pero sin el dinero pactado para Piqué. Tanto Rubiales como el zaguer del Barcelona defendieron su actuación y aseguraron que la operación fue legal.

Artículo en desarrollo





Fuente