Por Jorge Bonica Sierra.-

Exclusivo para Suscriptores de El Bocón.-

Han pasado 7 meses desde que un recluso, con mi colaboración, logró ser atendido por la fiscal de Rivera Stella Alciaturi y presentar una fuerte denuncia.

La misma, dice que un grupo de políticos, profesionales y jerarcas policiales en actividad, han cobrado fuertes sumas de dinero en carácter de coimas.

Las mismas habrían sido pagadas por una organización de estafadores internacionales.

El recluso denunciante, presentó una fuerte prueba no sólo verbal, sino que también documental.

Una serie importante de documentos donde hay transferencias de dineros, que pasan por diferentes bancos, nacionales y extranjeros, también en un conocido cambio de Montevideo, así como financieras de Uruguay.

Todo un maquiavélico manejo de tránsito de dinero virtual, hasta llegar a una cuenta extranjera y una cuenta en un paraíso fiscal en el exterior.

La documentación presentada es exacta y contundente, pero, como es lógico podría ser falsa, ya que el denunciante, es un hábil estafador uruguayo.

La fiscal tomó el caso en febrero, y dice haber enviado oficios a los bancos y financieras nombras y documentadas.

A 7 meses me dice que aún no recibió todos los oficios de respuesta.

El recluso a los tres días de declarar y denunciar en la fiscalía de Rivera, fue abruptamente trasladado de la cárcel de Rivera al Penal de Libertad en un verdadero infierno.

Voy a publicar junto con esta nota periodística uno de los documentos que fue presentado en la denuncia para que usted pueda, estimado suscriptor, tener una mayor idea de lo que estoy presentando.

En el correr de las próximas horas, seguiré publicando artículos sobre este caso.

PD: No estamos afirmando que esto sea real, pero si queremos que se sepa la verdad, porque se trata de un caso importante. No puede ser que una fiscalía ante una denuncia tan bien documentada, no tome medidas. Si es mentira que formalice el denunciante, pero si es verdad, que caigan los presuntos coimeros.



Fuente