Silvana Goñi está en las últimas horas para dejar la presidencia de la Junta Departamental de Florida y ha tenido una gestión bastante especial.

¿Por qué es especial?

Simplemente porque no abrió la billetera que tenía por ser la presidenta de la Junta.

Porque entendió que esa billetera repleta de dinero, era producto de la plata que todos los contribuyentes de Florida, y que no era de ella ese dinero.

Entonces hubo muchas cosas, en cuanto a gastos, y hace pocos días, un periodista le preguntó a la presidenta…

¿Porque no había comida de festejo después del cambio de mando?

Y ella le dije que fue decisión suya, que “no iba a firmar ninguna boleta de ninguna fiesta mientras haya floridenses a los que tengamos que votar extensión de jornales solidarios para poder vivir”

Muchos la han criticado mucho durante este año por su política de austeridad

Para gobernar también hay que tener un poquito de vergüenza.



Fuente