Este jueves 16, el presidente Luis Lacalle Pou participó de la inauguración de la cementera Cielo Azul, en Treinta y Tres. La empresa, que registra una inversión de 140 millones de dólares y emplea a unas 200 personas, prioriza también el cuidado del ambiente. El mandatario afirmó que mantener la inversión y sostener los puestos de trabajo son cuestiones prioritarias para el Gobierno. «Estas son buenas noticias», señaló.

Lacalle Pou sostuvo que se trata de una inversión genuina en el interior del país y que corresponde a un grupo de accionistas serios, con muchos años en Uruguay. Además, celebró que los empresarios reconozcan la institucionalidad que promueve el Estado. «Acá, los gobiernos pasan, pero se respeta la ley», manifestó.

Luego de una reunión mantenida entre el presidente Lacalle Pou; autoridades de gobierno; el titular de Cielo Azul, Miguel Gularte, y el gerente general de la
empresa, Adrián Klemenco, se presentó la nueva obra de la cementera, que demandó tres años de construcción, la labor de más de 1.000 personas y 140 millones de dólares invertidos en el país.

En su intervención, Gularte resumió las actividades del grupo inversor en Uruguay, que opera en el país desde hace más de 30 años. Además, expresó su satisfacción por el saludable ambiente de negocios que se promueve y la cultura de trabajo de los ciudadanos uruguayos. Añadió que se trata de un lugar perfecto para realizar inversiones a largo plazo.

Asimismo, describió a la fábrica de cemento como la más moderna de Latinoamérica y reconocida en el mundo, que cuenta con un yacimiento de piedra caliza con potencial para 100 años de explotación. «Estamos convencidos del acierto de nuestra decisión de invertir en Uruguay», aseguró.

Por su parte, Klemenco, acerca de la fábrica, aseveró que posee capacidad para producir 600 mil toneladas al año, gracias a la
tecnología de vanguardia, que incluye tres molinos verticales, horno y quemadores de combustible.

El gerente de la empresa también destacó la instalación de la industria en el interior del país, lo que brinda oportunidades a la población local y genera masa
crítica para el asentamiento de nuevas inversiones en la zona.

En Uruguay, la compañía opera, además, en Montevideo, Maldonado y Canelones. En el año 2018 desembarcó con una fábrica de cemento en Asunción del
Paraguay y es la única empresa nacional del rubro que presenta desarrollo en el exterior.



Fuente