El 71% de los riverenses afirma que usaría más el servicio de transporte público si pudiera acceder a información en tiempo real de la ubicación y rutas de los buses. Este dato motivó a los estudiantes Kevin Farías y Santiago Martín a idear una solución al problema que propone proveer esta información en el instante al usuario
“GPS frontera”, este es el nombre del proyecto que busca mejorar el servicio de transporte público y fomentar su uso en la ciudad de Rivera. Esta opción es descartada por muchas personas debido a la irregularidad del servicio y la escasa información disponible sobre rutas, paradas y horarios de los ómnibus.

Santiago Martín cursa el Tecnólogo en Análisis y Desarrollo de Sistemas, y Kevin Farías estudia Tecnólogo en Mecatrónica Industrial, carreras bina-cionales del Instituto Tecnológico Regional Norte de UTEC, en conjunto con el Instituto Federal de Educación, Ciencia y Tecnología Sul-Rio-grandense (IFSUL) y CETP/UTU.

Además de estudiantes, ambos son usuarios del transporte público, por lo que conocen de cerca la realidad del problema que pretenden solucionar. Juntos crearon una solución que propone determinar en tiempo real la ubicación de los ómnibus y proveer esta información a los usuarios.

Santiago ya tenía la idea en mente como un proyecto de carrera, pero cuando surgió el desafío Frontera Inteligente, en agosto de 2021, percibió que su idea reunía todos los requisitos para postularse. Sumó a Kevin como socio y juntos desarrollaron un relevamiento de datos y la propuesta GPS Frontera, proyecto que terminó siendo el ganador del desafío.

La percepción de la problemática a través de la población consultada
El servicio de transporte público en Rivera es “muy irregular”, según explicó Kevin. En consecuencia, genera un problema de seguridad “ya que las personas pasan mucho tiempo esperando el bus en las paradas”, explicó.

Para obtener mayor información acerca del uso de transporte y la percepción de los usuarios al respecto, los estudiantes aplicaron una encuesta a 100 personas de Rivera de diferentes edades y sexo.

Los principales problemas identificados en la encuesta fueron falta de coordinación y/o descontrol de los horarios de los ómnibus, deficiencia en la planificación/organización del usuario, largos períodos de espera en las paradas de buses e inseguridad. “Todo esto redunda en un problema de falta de información para el usuario en cuanto al transporte público”, comentó Kevin.

GPS Frontera, la solución propuesta
El proyecto que proponen se basa en sistemas similares a los ya existentes en Montevideo y otras grandes ciudades del mundo. “La particularidad de este sistema es el reconocimiento en tiempo real de rutas y posiciones de buses que permite rastrear dónde están en cada momento, para que las personas que utilizan la aplicación puedan organizarse de una mejor manera, más eficiente y segura, en cuanto a cuándo y cómo utilizar el transporte público, disminuyendo así el tiempo de espera en paradas”, expresó Kevin.
“La idea es que el sistema sea un software que se base en información brindada por un hardware, que en este caso sería el GPS instalado en los vehículos”, explicó Santiago, quien agregó que una de las empresas de transporte de Rivera ya cuenta con GPS, restaría averiguar la situación de las demás.

Si bien el sistema inicialmente está pensado para su aplicación en el transporte público, los estudiantes consideran que también podría adaptarse para otros usos, como la recolección de residuos o cualquier otro sistema que requiera un rastreo por GPS.
Para la ejecución del proyecto los estudiantes estiman una inversión aproximada de 40.000 dólares, para entregar en un plazo de ocho meses, un producto personalizado a un futuro cliente, con un servicio de capacitación a funcionarios de la empresa y servicio de mantenimiento por un año.



Fuente