Publicado:

Según un experto, el fuego cruzado de restricciones hará que la economía mundial caiga en una grave recesión durante muchos años.

EE.UU. podría imponer nuevas sanciones a Rusia y se está estudiando un embargo comercial completo y el bloqueo del país a vías navegables internacionales, además de las prohibiciones sobre el níquel, uranio y titanio y los criptoactivos de las entidades rusas, informó este lunes la reportera de CNBC Kayla Tausche, remitiéndose al subsecretario del Tesoro estadounidense, Wally Adeyemo. 

Varios expertos compartieron con el diario ruso Vzglyad sus opiniones sobre las consecuencias que tendría el endurecimiento de las sanciones impuestas contra Rusia, en particular el bloqueo del acceso del país a las rutas marítimas internacionales.

Las sanciones a Rusia podrían interrumpir el suministro de paladio, y los demás proveedores son incapaces de llenar la brecha  rápidamente

Alexánder Daníltsev, director del Instituto de Política Comercial de la Escuela Superior de Economía de Rusia, señaló que el volumen de negocios entre Rusia y EE.UU. constituye «una pequeña parte de la balanza comercial total para ambos países».

Por su parte, Artiom Déyev, jefe de investigación de AMarkets, indicó que EE.UU. y otros países podrían salir perjudicados por las «restricciones sobre el titanio y otros metales utilizados en la construcción de aviones«. «Boeing y Airbus se verán afectados por el embargo», aseveró. 

Según el experto, el intercambio de restricciones mutuas hará que la economía mundial caiga en una grave recesión durante muchos años.

Otra esfera que se vería afectada sería la energética, considera Ígor Yushkov, experto de la Universidad Financiera del Gobierno de la Federación Rusa y del Fondo Nacional de Seguridad Energética. «La suspensión de los suministros de petróleo ruso por mar obligaría a Rusia a tomar represalias deteniendo a cualquier envío de petróleo hacia Europa», indicó Yushkov, quien agregó que esto «puede desencadenar un intercambio muy rápido de más y más golpes». 

Así, «si Rusia considera que las sanciones occidentales están matando a nuestra economía», al final se podrían suspender los suministros de gas a Europa, expresó el analista. 





Source link