El Papa Francisco fue internado para una intervención quirúrgica. ¿De qué se trata? (Foto: Getty Images)
El Papa Francisco fue internado para una intervención quirúrgica. ¿De qué se trata? (Foto: Getty Images)

El papa Francisco, quien padece “una estenosis diverticular sintomática del colon”, fue operado hoy en el Policlínico Gemelli por el profesor Sergio Alfieri. Se trata de una intervención que suele tener un buen pronóstico, según especialistas.

La dolencia del pontífice tiene un buen pronóstico, aunque debe ser tratada con detalle, según expresó Renzo Schalling, Director Médico de Primer Nivel de Endoscopia en el hospital de Vimercate, de Roma.

Los divertículos del colon son protuberancias que pueden pasar desapercibidas sin causar alteraciones, aunque en ocasiones pueden generar complicaciones al paciente”, precisó el médico.

Una de las posibles complicaciones, manifestó, “es que las inflamaciones pueden volverse algo así como ‘cicatrices’ en el colon, que conducen a estrechamientos que son precisamente las estenosis internas”; es decir, la afección que tiene el Papa.

Estos estrechamientos pueden dar lugar a trastornos, por lo que hablamos de una “enfermedad diverticular complicada por dolor, alteraciones en la regularidad intestinal u otros”, dijo.

La dolencia del pontífice tiene un buen pronóstico, aunque debe ser tratada con detalle, según expresó Renzo Schalling (Foto: Andreas SOLARO / AFP)
La dolencia del pontífice tiene un buen pronóstico, aunque debe ser tratada con detalle, según expresó Renzo Schalling (Foto: Andreas SOLARO / AFP)

Consultado por Infobae, el médico gastroenterólogo del Hospital de Clínicas Carlos Waldbaum (MN 55375), precisó: “La afección diverticular es muy difundida. El 10% de la población mayor de 40 años y hasta el 50% de los pacientes mayores de 60 años la padecen, sobre todo en el mundo occidental”.

¿De qué se trata? “Son pequeñas hernias aculares de las capas internas del intestino, que se proyectan por los orificios por donde entran los vasos sanguíneos al colon en puntos de debilidad”, explicó a este medio el experto.

La mayoría de las veces un grupo reducido de personas tiene complicaciones: sangrado, perforación, fístula y la posible obstrucción como podría ser este caso”, añadió.

La obstrucción se genera porque el intestino se convierte en una luz que ha perdido su diámetro y esto puede traer síntomas agudos o subagudos; claro que no conozco la situación del Papa en torno a este punto”, amplió a este medio el especialista del Hospital de Clínicas.

La afección diverticular es muy difundida. El 10% de la población mayor de 40 años y hasta el 50% de los pacientes mayores de 60 años la padecen (Foto: Getty Images)
La afección diverticular es muy difundida. El 10% de la población mayor de 40 años y hasta el 50% de los pacientes mayores de 60 años la padecen (Foto: Getty Images)

Estos cuadros “rara vez requieren de una cirugía, salvo cuando hay una infección no controlable, localizada o generalizada como puede ser una peritonitis, la perforación o una estenosis crítica que genera una alteración en el tránsito intestinal”, detalló Waldbaum.

En relación al pronóstico del Sumo Pontífice, vaticinó: “la intervención quirúrgica hoy es mínimamente invasiva, con métodos laparoscópicos, lo que lleva a una recuperación más rápida y menores complicaciones post operatorias. La técnica consiste en resecar la parte enferma del intestino y unir lo sano con lo sano. “Hay que tener en cuenta que todo acto quirúrgico en sí mismo conlleva un riesgo intrínseco”, resaltó.

La forma de prevenir los divertículos es llevando una vida saludable desde el punto de la vista de la dieta, con ingesta de abundantes fibras que vienen de la mano de las verduras, el salvado, el trigo y las semillas; tomar abundante líquido; evitar la ingesta de antiinflamatorios y aspirinas innecesarios y priorizando la actividad física, evitando el tabaquismo”, concluyó.

En diálogo con Infobae, el gastroenterólogo del Hospital Alemán y director del proyecto Captyva (prevención de Cancer Colorectal) Lisandro Pereyra, advirtió: “Primero es importante saber qué son los divertículos, que afectan al intestino grueso que es lo que se llama el colon, un tubo que tiene una capa muscular que lo rodea y lo hace fuerte. Después de cierta edad, con los años y sobre todo a partir de los 50, 60 años, esa pared se va debilitando y lo que puede pasar es que se generen unas dilataciones hacia afuera del colon, como unos saquitos, que son como herniaciones, como cuando una cámara de una bicicleta pierde fuerza en una parte y se hace como un globito para fuera”.

“Estos divertículos son muy frecuentes, la mitad de la población mayor de 60 los tiene, y en la gran inmensa mayoría son asintomáticos, solamente se pueden detectar a través de una colonoscopía o a veces un colon por enema”, agregó.

Los divertículos son muy frecuentes, la mitad de la población mayor de 60 los tiene, y en la gran inmensa mayoría son asintomáticos (Foto: Getty Images)
Los divertículos son muy frecuentes, la mitad de la población mayor de 60 los tiene, y en la gran inmensa mayoría son asintomáticos (Foto: Getty Images)

¿Qué puede suceder con los divertículos? “Puede aparecer la enfermedad diverticular complicada, que es cuando surgen complicaciones, que generan inflamación y pequeñas infecciones, conocidos como diverticulitis, que a veces hay que tratarlas con antibióticos y son leves, algunas oportunidades se auto limitan solas, pero a veces son muy dolorosas, como una peritonitis, y requiere antibióticos, internación y hasta a veces drenar si se genera una colección de pus”, manifestó Pereyra.

De acuerdo al gastroenterólogo del Hospital Alemán, estas complicaciones de los divertículos que generalmente son las inflamaciones, pueden aparecer varias veces a lo largo de la vida y derivar en complicaciones: pueden sangrar, se pueden perforar o puede aparecer la estenosis del colon.

“La estenosis del colon ocurre cuando pasó una diverticulitis, se autolimitó, -una infección o una inflamación-, el tejido del intestino se repara, genera una cicatriz más fibrosa, y a medida que se infecta o inflama se va remplazando el tejido del colon por uno más fibrótico, que tiene menos elasticidad y esto hace que la luz o calibre del colon se afine demasiado, y empieza a generar síntomas, ya que detiene en algunos casos el pasaje de la materia fecal, esto se denomina obstrucción intestinal, y puede ser muy complicado este cuadro a nivel sistémico”, puntualizó a Infobae Pereyra.

¿Cuáles son los factores de riesgo? “Personas con obesidad, malos hábitos alimentarios, fumadores, aquellos pacientes que toman medicamentos crónicos como opioides, fármacos indicados para calmar dolores o inflamatorios no esteroides de venta libre”, alertó el experto.

El hospital Gemelli, en donde el Papa Francisco fue intervenido quirúrgicamente por una estenosis diverticular (Foto: REUTERS/Guglielmo Mangiapane)
El hospital Gemelli, en donde el Papa Francisco fue intervenido quirúrgicamente por una estenosis diverticular (Foto: REUTERS/Guglielmo Mangiapane)

Schalling puntualizó que en primer lugar con estos pacientes “se elimina el evento agudo, es decir, una vez que cesa cualquier inflamación, perforación, sangrado, y es una intervención planificada. Se trata de cortar ese trozo de intestino afectado por la estenosis”.

El médico le dijo al diario Corriere Della Sera que el pronóstico es “absolutamente bueno, si la intervención como tal se desarrolla sin complicaciones. En sí misma es una operación absolutamente silenciosa: después de unos días, el paciente vuelve a su vida habitual”.

“Cuanto mayor es el paciente, más riesgos hay, pero finalmente se vinculan a la anestesia, sobre todo cuando es general. Una resección de un tracto del intestino (generalmente la porción sigmoidea, que es el tracto más afectado por estas complicaciones) en sí misma no es una operación particularmente compleja”, agregó.

Por eso, “el cirujano tenderá a tratarlo con laparoscopia, luego, si no lo hace optará por una operación clásica, que es una laparotomía con corte de abdomen”, explicó.

Schalling puntualizó que en primer lugar con estos pacientes “se elimina el evento agudo" (Foto: iStock)
Schalling puntualizó que en primer lugar con estos pacientes “se elimina el evento agudo» (Foto: iStock)

Por su parte, Omar Galdame, médico hepatólogo, presidente de la asociación AAEEH, explicó a Infobae: “Los divertículos, se producen por debilidad del colon (intestino grueso) y forman pequeñas protrusiones huecas, pueden ser únicos o múltiples, aparecen en pacientes adultos y aumentan en número y tamaño, con la edad. Por lo general no producen muchos síntomas inicialmente, con el tiempo aparece dolor abdominal, fiebre, pueden sangrar y se pueden infectar, produciendo una diverticulitis, es un cuadro similar al de una apendicitis”.

“Cuando estos cuadros inflamatorios se repiten y los divertículos son múltiples y cercanos entre, se puede producir una estenosis por retracción, lo que ocasiona trastornos del tránsito intestinal, riesgo de perforación y en casos severos llegar a una oclusión intestinal, dadas estas posibilidades se realiza en forma programada la resección del segmento de colon afectada y se evitan todas estas complicaciones, el pronóstico es favorable ya que se trata de una enfermedad benigna, hay que tener en cuenta la extensión de la elección y la edad de los pacientes”, concluyó.

SEGUIR LEYENDO:





Fuente