Felipe Pettinato
Felipe Pettinato

Felipe Pettinato se encuentra internado luego de haber inhalado humo por un incendio ocurrido en su departamento del edificio ubicado sobre la calle Aguilar al 2390, a pocos metros de su intersección con la avenida Cabildo, en pleno corazón del barrio porteño de Belgrano. El joven fue trasladado al hospital Pirovano y ahora está en la clínica Zabaleta, acompañado por su hermana Tamara.

De acuerdo con lo que precisaron a Infobae fuentes policiales, el fuego se desató este lunes cerca de las 23.30 en el piso 22 de la construcción. Durante el incendio, un médico que sería amigo del hijo de Roberto Pettinato falleció en el departamento y están investigando qué ocurrió.

“Felipe está bien. Se encuentra bien”, aseguró Roberto este martes en Pop Radio. “No voy a creer en la prensa. Cuando termine el programa voy a hablar con la familia y ver realmente lo que sucedió”, agregó sin dar mayores precisiones. Esta no es la primera vez que el joven de 29 años es protagonista de una noticia. En estos últimos años fue noticia por sus problemas de adicciones, por internaciones en clínicas de rehabilitación y por peleas familiares.

El perfil de Felipe Pettinato:

El conductor Roberto Pettinato y su hijo Felipe
El conductor Roberto Pettinato y su hijo Felipe

Roberto Pettinato es padre de Felipe, Tamara y Homero de su primer matrimonio con Cecilia Dutelli, y tiene a Lorenzo y Esmerada como fruto de su relación con Karina El Azem. No tuvo una infancia fácil, ya que desde los seis años tiene un “trastorno de déficit de atención con hiperactividad”. Él mismo contó que tuvo problemas por no haber sido diagnosticado a tiempo. “Por eso fui a muchos colegios, repetí varios años de colegio, me faltan tres años de escolaridad. No puedo atender un kiosko porque no sé sumar ni dividir y no podría manejar un taxi porque no sé mantener la atención durante doce horas”, graficó.

Felipe heredó la popularidad de su padre y solía sorprender a todos por su aspecto físico similar a Michael Jackson. Para lograrlo, fue cambiando su apariencia desde la adolescencia. Pero no solo copiaba su look, sino que también se sometió a una serie de cirugías plásticas. Tras realizarse siete rinoplastías tuvo problemas de salud. Incluso en un momento, llegó a dar shows imitando a su máximo ídolo.

En 2017, decidió internarse en la clínica privada del doctor Cormillot para tratar sus desórdenes alimenticios. “La realidad es que estuve invitado cinco días en la clínica de mi amigo personal Cormillot para subir dos kilos con una dieta súper nutritiva”, había declarado en ese momento.

También, el joven ha tenido problemas de adicción y varias veces realizó tratamientos médicos. En julio de 2019, había estado en la Clínica Suizo Argentina y, según dijo, la hospitalización había sido “contra su voluntad”. “No es un centro de rehabilitación. No estoy en rehabilitación. Estoy en recuperación. Admito que soy un adicto. Lo asumo. Pero no soy un drogadicto”, había dicho en diálogo con Los Ángeles de la Mañana luego de ser trasladado a otra clínica para un tratamiento. Y aseguró sentirse “traicionado” por su familia.

Tamara y Felipe Pettinato
Tamara y Felipe Pettinato

En una oportunidad, Tamara había contado que no era fácil acompañar a Felipe en las diferentes crisis. “Me acuerdo de que un psiquiatra una vez le dijo a mi hermano: ‘Si vos seguís en este camino, la última cara que vas a ver antes de morirte, es la de tu mamá: tus amigos se van a ir alejando, tus hermanos se van a cansar, tus primos también. Tu mamá es la última cara que vas a ver’”.

Luego se refirió a lo que vive carne propia su madre, Cecilia Dutelli: “Y es la verdad: no saben lo que sufre una madre. Bueno, los padres también, supongo. Nosotros, en mi caso, mi mamá siempre fue la que se hizo cargo de todo. Y es terrible, terrible. Es toda la familia, en realidad”. Además analizó: “No es que hay un adicto y es alguien solo en el mundo. Afecta a toda la familia y es algo larguísimo, de años, años y años. Es para toda la vida”.

En abril de 2019, el joven había sufrido un accidente cuando había explotado la batería genérica de un cigarrillo electrónico. Como consecuencia sufrió heridas en su cuerpo y debió ser intervenido. “Felipe está bien, pero sufrió quemaduras grosas. Lo operaron tres veces. Fue un espanto. Ahora está en la casa…”, dijo Roberto Pettinato a través de mensajes de WhatsApp que intercambió con el periodista Ángel De Brito.

Mientras que en octubre de ese año, en una fiscalía de Vicente López se realizó una denuncia por abuso sexual simple contra Felipe, según el relato de una menor que, cuando habría ocurrido el hecho, tenía 14 años y era hermanastra de Sofía Colosante, la madre de su hija, Juana Michela. En ese momento, el joven aseguró: “Me río para no llorar… por las víctimas que sufren eso realmente. No tengo nada para decir. Lo que haya para decir lo dirá mi abogado”.

En marzo de 2021, Felipe sufrió un brote psiquiátrico. En aquella oportunidad, trascendió que habría agredido a su hermana, Tamara, y a su madre, en su domicilio. Además, el joven de 27 años se habría mostrado violento con un médico que lo asistía y por eso debió intervenir personal de la Policía de la Ciudad. Finalmente, fue trasladado al Hospital Pirovano y quedó internado.

En la última entrevista que dio en agosto de 2021, aseguró que estaba recuperado de sus adicciones y estaba trabajando con su papá en la radio. “No tomo una gota de alcohol ni una pastilla para dormir”, dijo el joven en una entrevista con Intrusos a la salida de la radio. Cuando le preguntaron cómo transitaba la lucha diaria contra las drogas, Pettinato respondió: “Bien, lo que yo tengo es una personalidad adictiva”.

“Pasé por muchas crisis, me separé en pandemia como mucha gente, también perdí el rumbo laboral… El rubro en el que yo estaba se desplomó como muchos rubros. Me está costando volver a estar”, agregó en el programa de América. Por último, señaló que tenía contacto con su hija: “El día del niño estuve con Juanita Michela. Fue un momento precioso. Siempre que nos vemos es precioso, con la mamá de mi hija me llevo espectacular”.

Si sos víctima de violencia familiar o sexual, o sabés de alguien que lo sea, llamá a la línea 137. Es gratuita, nacional y brinda contención, asistencia y acompañamiento las 24 horas, los 365 días del año.

SEGUIR LEYENDO:





Fuente