presentaron resultados
Foto: Dante Fernández

La Red Uruguaya contra la Violencia Domestica y Sexual emitió un comunicado en el cual le solicitó a Luis Lacalle Pou «que adopte medidas que permitan revertir el deterioro de la calidad del servicio policial que se brinda a las víctimas sobrevivientes de violencia basada en género».

Las organizaciones que integran la Red explicaron que el 8 de marzo de 2021 le plantearon algunos aspectos de esta problemática al entonces ministro de Interior, Jorge Larrañaga.

Dialogaron, por ejemplo, sobre  «la existencia en territorio de prácticas policiales que iban desde emitir comentarios que disuaden a las víctimas a presentar la denuncia, pasando por demoras en la comunicación a la justicia, por no registrar las denuncias, hasta negarse a dar trámite a denuncias y ampliaciones, con el pretexto que solo las Comisarias Especializadas
en Violencia Doméstica y Género tienen competencia para intervenir y llevar adelante el procedimiento».

De carácter urgente

Por otro lado, la Red alerta que las comisarias existentes en el país «no son suficientes en cantidad ni en recursos humanos, para poder afrontar las decenas de miles de procedimientos policiales que anualmente se realizan ante la mera toma de conocimiento y/o denuncias de violencia».

Ante esta situación, solicitan a las autoridades  del Ministerio del Interior que «con carácter urgente» se emitía una orden de servicio a todas las comisarias del país, observando a los funcionarios/as la arbitrariedad, ilegitimidad y omisión funcional en la que estaban incurriendo, reafirmando la obligación de cumplir rigurosamente con los estándares que exige el procedimiento policial desde su inicio hasta su finalización».

«A seis meses y sin haber constatado acciones en tal sentido y otros compromisos como el de hacer públicos el Plan Operativo Anual y Quinquenal con los objetivos y lineamientos estratégicos para alcanzarlos, el día 1 de setiembre reiteramos los planteos al actual Ministro de Interior Luis Alberto Heber», agregaron.



Fuente