En una acción solidaria que involucró a sus clientes, Renault entregó a los niños internados en el Centro Hospitalario Pereira Rossell los juguetes donados por el público que participó  del lanzamiento de la evolución del modelo Kwid.

La iniciativa de la marca apuntó a colaborar con la fundación Niños sin Dolor, una organización sin fines de lucro creada por un grupo de médicos anestesistas del Pereira Rossell con el fin de ayudar desde el Servicio de Anestesia a los pequeños que requieren cuidados especiales.

Los juguetes, que incluyeron donaciones de los colaboradores de Santa Rosa, representante de Renault en Uruguay, fueron entregados por los funcionarios de la firma, en una instancia que contó con la presencia de las principales autoridades de la institución médica y de su director, el doctor Álvaro Galiana.

Niños Sin Dolor busca mejorar la capacidad y calidad de atención a los niños que requieran técnicas anestésicas para que no sientan dolor bajo ninguna circunstancia, ya sea por su condición de salud o por los tratamientos e intervenciones que requieran.

También apuntan a la formación de un Centro de Anestesia Pediátrica altamente especializado y de referencia para el país y la región, donde se apliquen las técnicas más avanzadas que existen en el mundo. 

Quienes deseen conocer más acerca de esta fundación o colaborar con ella pueden ingresar al sitio web www.ninossindolor.org.uy.

Comunicación Grupo Santa Rosa





Source link