La central nuclear de Zaporiyia, que fue tomada hace 12 días por las tropas rusas que invadieron Ucrania, recuperó una de sus conexiones con la red eléctrica que había sido previamente desconectada, comunicó hoy la agencia atómica de la ONU.

La autoridad reguladora nuclear de Ucrania informó al Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) que ingenieros ucranianos lograron reparar una línea eléctrica que fue previamente desconectada.

En esta línea, la planta nuclear más grande de Europa dispone de tres líneas para enviar la electricidad que genera a la red y, en caso necesario, obtener a través de ellas energía, detalló el OIEA en un comunicado.

A pesar de que dos líneas siguen sin estar operativas, el regulador aseguró que los sistemas de seguridad de la central funcionan plenamente.

Además de esta instalación, Ucrania cuenta con otras tres plantas atómicas en funciones, y en el norte se sitúa la antigua de Chernóbil, donde en 1986 se produjo el accidente atómico más grave de la historia y aún almacena material radiactivo.

Según el regulador, ocho de los 15 reactores que hay en el país siguen funcionando y los niveles de radiación en todas las centrales están «en el rango normal», publicó EFE.

Por otra parte, el OIEA recibió una carta de la Federación Rusia afirmando que la rotación del personal de la planta de Zaporiyia «se lleva a cabo de forma regular» y que «no hay problemas con las piezas de recambio».

Asimismo la notificación rusa afirma que desde el 14 de marzo está estabilizada «la situación del suministro eléctrico de la antigua planta nuclear de Chernóbil», también bajo control ruso.

El OIEA señaló en su comunicado que sigue sin recibir, en su sede en Viena, la transmisión de datos a distancia de los sistemas de vigilancia instalados en Chernóbil. 

Con base en EFE





Source link