La Fiscalía Provincial de Las Palmas, España, investiga de oficio las manifestaciones realizadas durante los pasados días por el sacerdote canario Fernando Báez Santana, conocido como ‘padre Báez’, en diversos medios de comunicación y redes sociales. Se procura establecer si sus dichos encajan en la calificación de infracción penal. Así lo anunció la propia Fiscalía luego de que el religioso achacara el asesinato de las niñas de Tenerife, Olivia y Anna, a la «infidelidad» de la madre, Beatriz Zimmermann.

El Cabildo de Gran Canaria también recaba la documentación necesaria para presentar una denuncia ante la Fiscalía contra el ‘padre Báez’, para que investigue y califique los hechos referidos a sus polémicas manifestaciones, según informa ‘La Provincia’, diario del grupo Prensa Ibérica. El párroco ha justificado el asesinato de las niñas de Tenerife, Anna y Olivia Gimeno Zimmermann, atribuyendo el crimen a la «infidelidad» de la madre.

Según informa el medio local El Periódico, incluso el presidente de la comunidad autónoma canaria, Antonio Morales, transmitió su preocupación por este asunto a las autoridades eclesiásticas.

Tanto en radio como en redes sociales, el sacerdote hizo declaraciones en las que considera que el presunto asesino, Tomás Gimeno, es otra víctima, por la ruptura matrimonial y «la infidelidad», afirmando que las niñas estarían vivas si la madre no hubiera roto el matrimonio porque «antes el hombre aguantaba a las mujeres aunque se volvieran locas». Asimismo, llega a decir que la madre «recoge lo que sembró», considerando que la vinculación de la madre de las niñas a una nueva relación de pareja es «robar hijos».

En el caso de la publicación que realizó el párroco en una red social, se constató que fue luego borrada de su cuenta, pero se planteará solicitar por vía judicial la recuperación de ese texto, que coincide con otras manifestaciones realizadas por el mismo sujeto en video y radio, referidas al caso.

Por su parte, la Diócesis de Canarias emitió un comunicado al respecto, donde se rechazan y desautorizan las declaraciones hechas por el sacerdote Fernando Báez y se expresa dolor por lo acaecido con las niñas Anna y Olivia.

El comunicado asegura que los dichos de Báez Santana deben tomarse a título personal y no de la constitución eclesiástica, pero nada dice sobre eventuales consecuencias para el sujeto.





Source link