Publicado:

Los investigadores señalaron que el fenómeno afectó unos mil kilómetros de costa, por lo que las comunidades de la zona debieron de readaptarse.

Investigadores de la Universidad de Chile revelaron que unos mil kilómetros de la costa norte de ese país sudamericano fueron afectados por un terremoto de 9,5 grados de magnitud que obligó a las comunidades de la zona a cambiar su forma de vida. Según afirmaron, el fenómeno causó una «disrupción social excepcional».

El sismo fue seguido por un tsunami que ingresó al continente y alcanzó una altura de entre 15 y 20 metros sobre el nivel del mar en las regiones de Antofagasta, Tarapacá y Atacama, lo que provocó «cambios culturales sistemáticos». «La evidencia arqueológica incluye un cambio en la posición de los cementerios a lo largo de toda la región, ya que hace más de 3.800 años se ubicaban más cerca de la costa y sistemáticamente se situaron más lejos después de esta fecha», explicó el geólogo Gabriel Easton.

Un estudio concluye que este país suramericano podría sufrir los mayores tsunamis (con olas de hasta 45 metros)

Durante el trabajo, los investigadores fecharon por radiocarbono los depósitos litorales elevados en siete lugares, con lo que pudieron establecer su antigüedad. En total, documentaron cinco sitios que fueron destruidos por los fenómenos naturales o erosionados luego de ser abandonados.

Esos sitios «están levantados sobre el nivel del mar en hasta 6 o 7 metros», dijo Easton, lo que no puede explicarse únicamente por «variaciones globales del nivel del mar». «Para ello se necesita que algo la eleve y suponemos que ese algo -tal como ha ocurrido en otros casos en la costa de Chile- es el levantamiento tectónico que ocurre durante los grandes terremotos de subducción», añadió.

Los grupos sociales más afectados fueron los cazadores-recolectores-pescadores del desierto de Atacama, que debieron readaptarse y mostrar su capacidad -explicaron los científicos- para «absorber los cambios que ocurren después de una perturbación socioambiental, lo que permite su adaptación a largo plazo». «Apreciamos cambios bien importantes en los modos de vida humana. Nuestra hipótesis es que este evento pudo generar una mortalidad muy alta entre las personas, o también puede haber motivado la migración de una cantidad importante de personas a otros territorios», agregó Easton.

En ese sentido, los autores del estudio afirmaron que «las sociedades humanas siguen diferentes trayectorias históricas de resiliencia, en contraste con el regreso al estado previo al ‘shock’ que caracteriza el comportamiento resiliente en comunidades no culturales».

Identifican evidencias de un tsunami ocurrido en Chile hace más de 280 años del que no se tenía registro

Según detallaron, quienes continuaron sus actividades en la zona costera, como la pesca, trasladaron a sectores más elevados sus viviendas, que permanecieron al menos hasta los años 500 a 700 d.C. «Creo que estas son las estrategias de resiliencia más evidentes empleadas», expresó el antropólogo Diego Salazar, otro de los responsables del estudio.

Las causas del terremoto

La región de Atacama está expuesta a este tipo de fenómenos debido al contacto de subducción de las placas Sudamericana y de Nazca que, según los expertos, convergen 6,5 milímetros por año, lo que provoca los denominados terremotos de subducción, que se producen cuando una placa empuja debajo de la otra.

Insistieron en ese sentido que el sismo registrado hace 3.800 años fue consecuencia de una ruptura de mil kilómetros. «Este nuevo conocimiento debe incluirse en futuras evaluaciones de peligro sísmico y de tsunami en la región y también en toda la cuenca del Pacífico», explicó Easton, quien agregó que el hallazgo muestra la «posibilidad de terremotos muy grandes en las zonas de subducción de todo el mundo, con posibles consecuencias sociales».



Source link