Un móvil del SAME 105 fue víctima de un robo en la capital del país a unas pocas cuadras del Antel Arena.

En un instante, cuando los funcionarios bajaron a comprar comida, por la puerta lateral, de la ambulancia, una pareja joven de unos 30 años ingresó y se llevaron todo el equipo médico, el maletín de paro cardíaco, el maletín de medicamentos, el desfibrilador con monitor incluido y el electro cardíaco.

Todo este material estaría avaluado en unos 7 mil dólares.

Esto ocurrió en Serrato (ex Industria) y 20 de Febrero, a una cuadra del Antel Arena.

Ya está actuando Policía Técnica y se radicó la denuncia correspondiente en la seccional 13.

Seguramente quienes robaron todo este material no sepan ni que se llevaron, ni el valor material que podía tener.

Es posible que termine en una boca de venta de pasta base a cambio de algunas piedras.

La impunidad de las bocas es poco creíble, nunca se sabe a dónde las venden después.



Fuente