Qué pasa entre Laurita Fernández y Alessandra Rampolla
Qué pasa entre Laurita Fernández y Alessandra Rampolla

Luego de su exitoso paso por el Cantando 2020, Laurita Fernández sigue apostando fuerte por la conducción y esta semana debutó en el ciclo El club de las divorciadas, que se emite de lunes a viernes a las 16 por la pantalla de El Trece. En el show participan nueve mujeres con distintos perfiles, recién separadas, divorciadas o en plena crisis, con historias de vida profundas.

De esta manera, las participantes comparten su experiencia y necesidades en grupo para superar el difícil momento que atraviesan. Lo interesante es que cuentan con un grupo de especialistas que las acompañan en las distintas problemáticas integrado por Alessandra Rampolla (sexóloga), Gabriel Cartañá (psicólogo) y Viviana Koffman (abogada).

A poco del debut del programa trascendió que Fernández no tendría una buena relación laboral con Rampolla, tanto así que la sexóloga habría pedido frenar una grabación, disgustada con su colega. Respecto a estos rumores, la conductora aseguró: “Con Ale encima nos llevamos re contra bien. Fuera del aire charlamos todo el tiempo. A veces es difícil salir a contestar cada cosa que se diga. ¡Justo es con quien más vínculo tengo fuera del aire! Nunca se enojó conmigo ni yo me enojé con ella”.

El testimonio de Laurita Fernández (Por si las moscas, La Once Diez / Radio de la Ciudad)

En una entrevista con Moskita Muerta y Nilda Sarli, conductores del ciclo radial Por si las moscas de La Once Diez / Radio de la Ciudad, la ex ganadora del Bailando aclaró que no tiene una buena relación con Alessandra: “Hablamos siempre más allá del programa y tenemos un vínculo extralaboral que se generó solo, que se dio. Las dos nos reímos cuando empezamos a leer esas cosas porque están muy lejos de la realidad. Pero es incontrolable”.

También se refirió a la críticas y los comentarios negativos que recibió El club de las divorciadas en las redes sociales: “Ni me molesta ni me encanta. Desde que empecé a trabajar fue un poco así. Quizás elegiría otro tipo de trabajo si eso me afectara tanto. Convivo con eso porque es parte y, en general, son todas cosas positivas. Si pongo en la balanza, las cosas negativas son las menos”.

Más allá de todo, Laurita remarcó que tenía ganas de hacer algo completamente distinto a lo que venía haciendo y por eso se animó a estar al frente de este programa: “Fue un desafío aceptar esto porque un talk show no lo había hecho nunca y sabía que el tema era muy sensible y muy delicado. De lo que pueden llegar a pensar de cómo en el 2021 se van a mostrar mujeres vulnerables, a mí me parece fantástico que haya un programa que dé servicios y consejos, todo lo contrario. Me parece muy genial que se dé este espacio en la tele”.

En una entrevista con Teleshow, la conductora había expresado su alegría por estar al frente del ciclo: “Me levanto re feliz, con ganas de ir al programa porque es un espacio dedicado a dar servicio y me parece que está buenísimo que exista ese lugar en la tele”. Y señaló que este trabajo la ayudó a procesar su separación de Nicolás Cabré: “Todo sucede por algo. Era mucha casualidad que apareciera ese proyecto en mi vida en ese momento. Sin querer, empecé a escuchar consejos, me pegaba muy de lleno”.

SEGUIR LEYENDO:





Fuente