El ministerio ruso de Defensa aseguró el sábado que usó la víspera misiles hipersónicos «Kinjal» para destruir un depósito subterráneo de armas en el oeste de Ucrania.

Este tipo de misiles, muy manejable, desafía a todos los sistemas de defensa antiaérea, según Moscú. Es la primera vez que se habrían usado en el conflicto de Ucrania, según la agencia de prensa estatal Ria Novosti.

bur/bl/es





Fuente