El Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de Rusia no planeó,  inicialmente, asaltar ciudades ucranianas, pero tal posibilidad no se descarta, anunció el jefe de la Dirección de Operaciones del Estado Mayor ruso, Serguéi Rudskói.

«Inicialmente no planeamos asaltarlas para evitar la destrucción y minimizar las pérdidas entre el personal y los civiles. Y aunque no excluimos tal posibilidad, (…) a medida que las unidades completen las tareas establecidas, y se están resolviendo con éxito, nuestras fuerzas y medios se concentrarán en lo principal: la liberación completa de Donbás», dijo Rudskói en una rueda de prensa este viernes.

Señaló que las fuerzas armadas rusas bloquearon las ciudades de Kiev, Járkov, Chernígov, Sumy y Nikoláev, y que controlan Jérson y la mayor parte de las regiones de Zaporizhzhia.

Así mismo, indicó que la presencia rusa en el área de las ciudades bloqueadas de Ucrania limita a las fuerzas de Kiev, y que no les permite fortalecer su agrupación en Donbás ahora ni en el futuro.

El mapa muestra las principales ciudades de Ucrania y en color ocre la región del Donbás.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, anunció el 24 de febrero el lanzamiento de una «operación militar especial» en Ucrania alegando que las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, previamente reconocidas por Moscú como Estados soberanos, necesitan ayuda frente al «genocidio» por parte de Kiev.

Uno de los objetivos fundamentales de esa operación, según Putin, es «la desmilitarización y la desnazificación» de Ucrania.

Según el Ministerio de Defensa ruso, los ataques militares no están dirigidos contra instalaciones civiles, sino que buscan inutilizar la infraestructura bélica.

(Vía Sputnik)



Fuente