Publicado:

El Ministerio de Defensa ruso señaló que su contenido aún está por analizar.

«El 21 de abril de 2022, un contenedor con ampollas fue arrojado sobre la posición de las tropas rusas desde un vehículo aéreo no tripulado. Estaba previsto que cuando fueran destruidas se produjera una reacción química que provocaría una explosión y un incendio con liberación de sustancias tóxicas no incluidas en las listas convencionales», denunció el jefe de las Tropas de la Defensa Radiactiva, Química y Biológica de Rusia, Ígor Kiríllov.

Más información, en breve.



Source link