Publicado:

Douglas Macgregor acusa a la Casa Blanca de convertir a Ucrania en un arma contra el Kremlin.

Douglas Macgregor, ex asesor militar de Donald Trump en los últimos meses de su presidencia, declaró en una reciente entrevista con Fox News que Washington no se da cuenta de que «Rusia no es Irak» y que las tácticas de intimidación no funcionan con Moscú.

«La gente ha confundido, me refiero a la gente de Washington, ha confundido Rusia con Irak. ¡Pero Rusia no es Irak! Rusia no es un país al que se pueda intimidar a voluntad. Y nos lo han demostrado de forma convincente», declaró Macgregor.

Según el excoronel, «la guerra ha terminado» para los ucranianos, que «han sido hechos pedazos, si bien los medios de comunicación occidentales tratan de convencer al mundo de que se está produciendo una derrota de las fuerzas rusas.

El asesor del jefe de la Presidencia ucraniana: Hemos pagado nuestro precio por querer entrar en la Alianza Atlántica, ¿y la OTAN?

Asimismo, Macgregor acusó al Gobierno estadounidense de convertir a Ucrania en un arma contra el Kremlin. «¿Vamos a dejar de intentar utilizar a Ucrania o a cualquier otro como ariete contra Moscú?», se preguntó. «Realmente, tenemos que convivir con esta gente en lugar de matarla», agregó.

«Ucrania no es Texas»

Además, señaló que Washington debería reforzar la seguridad dentro de su país en vez de intentar hacerlo en Ucrania, suministrándole enormes cantidades de armamento. «Hay gente que se confunde, porque parece que no entienden que Ucrania no es Texas, que nuestra fuerza militar […] debe ser mejorada en Texas en primer lugar y no en Ucrania», aseveró.

Macgregor también subrayó que existe la amenaza de una «desdolarización» del sistema financiero internacional, en parte, a raíz de las sanciones que EE.UU. ha estado imponiendo a Rusia, por lo que llamó a Washington a «ponerlas fin» y a «trabajar con el resto del mundo». «La India, China, muchos otros países, Brasil, han dicho: ‘Mira, no vamos a unirnos al régimen de sanciones’. Los alemanes y los japoneses han dicho: ‘vamos a comprar petróleo y gas de los rusos, lo sentimos'», concluyó.



Source link