Rusia prepara un desfile militar en la ciudad ucraniana de
Mariúpol (sureste), asediada desde hace semanas, para el 9 de mayo, día en que
se recuerda su victoria sobre la Alemania nazi, afirmó este miércoles el
servicio de inteligencia militar ucraniano (GUR).

Según el GUR, el subdirector de la administración
presidencial rusa, Serguéi Kirienko, llegó a Mariúpol para preparar ese
desfile.

«La misión principal del responsable de Putin es
preparar las celebraciones del 9 de mayo», explicó el GUR en un comunicado
publicado en la aplicación Telegram.

Mariúpol, ciudad portuaria, «se convertirá en un centro
de celebraciones», dice el comunicado.

«Las avenidas principales de la ciudad se están
limpiando con urgencia, los escombros y los cadáveres se retiran, al igual que
las municiones que no han explotado», agrega el texto.

Los telespectadores rusos verán reportajes sobre «la
alegría» de los residentes de Mariúpol al ver a los llegar a la ciudad,
agregó. La fiesta del 9 de mayo merece siempre un gran desfile en la Plaza Roja
de Moscú.

Según el GUR, «una campaña de propaganda a gran escala
está en marcha» entre la población de la ciudad, que ahora se sitúa entre
100.000 y 120.000 personas, frente al medio millón de antes de la guerra.

Están suprimiendo todas las pruebas de los crímenes que
cometieron», declarçó el alcalde de Mariúpol, Vadim Voichenko, en la
televisión ucraniana. «Le dan comida a la población a cambio del trabajo
que hacen», agregó.

El ministro ruso de Defensa, respondiendo a una pregunta
sobre los preparativos del 9 de mayo, no mencionó la posibilidad de un desfile
en Mariúpol.

«Este año, los desfiles militares se celebrarán en 28
ciudades rusas», dijo, detallando que «cerca de 65.000 personas, unos
2.400 tipos de armamento y equipos militares y más de 460 aviones serán
movilizados».

Mariúpol está prácticamente bajo control del ejército ruso.
Solo el gran complejo industrial Azovstal, donde permanecen atrincherados los
últimos combatientes ucranianos y civiles, escapa al control militar de Moscú.

El martes, un comandante ucraniano del batallón Azov, que
defiende esta acería, dijo que las tropas rusas habían lanzado el asalto de la
planta industrial, una información desmentida por Moscú este miércoles.

AFP





Source link