Bajo el título de “Ante un tremendo riesgo” el expresidente Julio María Sanguinetti acusó a los promotores de referéndum contra 135 artículos de la LUC de montar un “operativo desestabilizador”.

En un editorial publicado en la web Correo de los Viernes, el exmandatario (1985-1990, 1995-2000) acusó a las organizaciones sociales que impulsan el referéndum de desarrollar una “operación política que puede tener consecuencias muy dramáticas”.

Una amplia gama de organizaciones sociales, desde la Intersocial Feminista al Pit-Cnt, junto al Frente Amplio (FA), impulsan un referéndum contra 135 artículos de la Ley de Urgente Consideración (LUC). Hasta el momento se han obtenido más 435.000 firmas.

Ante esto dice Sanguinetti que “los impulsores del referéndum contra la LUC arrecian en su campaña propagandística. No les va bien, pero anuncian todos los días cifras publicitarias de presuntas firmas obtenidas”.

Para el exmandatario colorado “cada día está más claro que simplemente quieren hacer gimnasia opositora y eventualmente trancar al gobierno en su gestión, con daño muy severo para la ciudadanía”.

Señala que los artículos que se pretenden derogar en el ámbito de la seguridad suponen “la mejor noticia posible para el mundo del delito y el crimen organizado. Festejaría el Frente Amplio por haber herido al gobierno y a su lado tirarían fuegos artificiales los narcos”.

Indica que “derogar esas normas es un estímulo vigoroso a la delincuencia, paralelo al desaliento que se le genera a la Policía”.

“Consejitos” deliberativos

En materia educativa defiende la desaparición de los consejos, a los que con tono soberbio califica de “consejitos” deliberativos. Estos consejos, lo olvida, fueron creados por el propio Partido Colorado cuando aprobó la Ley 15.739 de 1985.

Más adelante, y como conclusión,  Sanguinetti afirma que “el país está frente a un riesgo serio. Luego de meses de discutir internamente, el Frente Amplio y el Pit-Cnt se han lanzado a esta operación política que puede tener consecuencias muy dramáticas”.

“Lo que comenzó como un ejercicio gimnástico hoy va tomando el color de un operativo desestabilizador”, sentencia el expresidente.

 

 



Fuente