Finalmente San Eugenio de Artigas no podrá jugar la Copa de Clubes A, debido a que fue sancionado por el Tribunal de Penas de la Organización del Fútbol del Interior (OFI), que resolvió que el elenco santo no puede competir a nivel nacional por espacio de seis meses.
Esta sanción se debió a que la justicia estaría muy cerca de comprobar que dirigentes de la entidad artíguense intentaron sobornar al árbitro de la liga de Tacuarembó Sergio Martínez, cuando en el pasado año San Eugenio recibía a Central de San José.
Ante esta situación, le correspondería el lugar al Huracán de Rivera, que compartiría el grupo con el Wanderers Juvenil de Tacuarembó, Universitario de Salto, y Bella Vista o Huracán de Paysandú.
Naturalmente que la suspensión para San Eugenio también recae en la Copa Uruguay, debiendo el equipo blanco ganar su liga local en el presente año para poder regresar a los torneos de OFI, teniendo que empezar a competir desde la Copa B.

Elecciones en el este

En otro orden en la regional Este se desarrollaron las elecciones hace cuatro días, habiendo ganado Nilo Scarpa por un voto ante Sebastián Sosa.

Este acto eleccionario fue sumamente polémico, pues clubes de Minas sostienen que habían elegido a Sosa, pero los Neutrales minuanos votaron a Scarpa, desautorizando lo decidido por la Asamblea.

Dicha elección fue bastante luchada, a raíz de que al Este le corresponde el próximo presidente de OFI, pues existe un acuerdo firmado entre las confederaciones.

De todas formas algunas Ligas del Sur no descartan postular a Sosa en setiembre para que comande OFI, pudiendo incluso contar con el apoyo de cinco sectores del Este.

En caso que Sosa sea candidato, no se dejaría de respetar el pacto establecido, ya que dicho dirigente es un hombre de la regional que le corresponde la próxima presidencia.

Lo cierto que el ambiente político del balompié del interior está caldeado, existiendo grandes posibilidades de que en el noveno mes del año se realice una elección muy reñida.



Fuente