Para Participar, Articular, Redoblar (PAR) serctor liderado por la diputada frenteamplista Cristina Lustemberg, entiende que el Frente Amplio (FA) sigue sin asumir la paridad «como aspecto irrenunciable”.

Basa esta afirmación en algunos hechos registrados en las últimas semanas: comisión de seguimiento en parlamento por la covid, trascendidos de posible conformación del equipo de conducción transitoria de a presidencia, posibles postulaciones solo de varones a la presidencia.

Observa, “con alarma”, decisiones tomadas que “dan cuenta de que la dirigencia del Frente Amplio sigue sin asumir, la paridad como aspecto irrenunciable”.

 

A su juicio no se está respetando la decisión “de cuidar y promover la participación de las mujeres en ámbitos de decisión”.

“Lejos estamos dela paridad decidida. definida, defendida y sostenida, y por la que hemos luchado históricamente”, sentencia PAR.

Entienden imprescindible para la “(re) contruccion” del FA, “cuestionarse la disputa cultural de las representaciones  políticas.  Este es  (o debe ser)  parte del proceso de autocrítica, y  por tanto, debe  acompañar  a la izquierda  en todo momento. Las señales políticas desde la conducción, en su mayoría varones, no son alentadoras”.

“Transversalizar la dimensión de género en los ámbitos de decisión, implica priorizar y dar lugar a las mujeres,y no «aceptar» dar una silla o una «aparente participación “, subrayan seguidamente.

Se necesita, afirman, “reivindicar los lugares reales de decisión para las mujeres y para esto se necesita generosidad y compromiso”.

Participación anulada

“Esta ausencia en los espacios limitan, o más bien anulan la participación, y el devenir a una sociedad   más justa y equitativa, en una sociedad con serios retrasos en cuestiones de género y en tiempos donde los retrocesos son sostenidos, a fuerza política no puede dar marcha atrás, sino redoblar a apuesta”, agregan.

“Apostamos a la construcción conjunta, apostamos a una dirigencia que escuche, (…) construirnos desde decisiones que respeten el lugar de las mujeres en la sociedad y en fuerza política”, sostienen.

“La paridad será una realidad con las mujeres en la mesa. Y en las decisiones, en todas las mesas y en todas las decisiones”, concluyen.

 

 

 

 



Fuente