Luego del triunfo en el referéndum, el Partido Nacional no atraviesa su mejor momento, ya que comenzaron a salir a la luz pública varias diferencias internas entre dirigentes blancos.

Primero fue la postura del edil de Canelones, Juan López, que le dio el voto necesario al intendente de Canalones Yamandú Orsi para que se apruebe un fideicomiso, lo que generó turbulencias dentro del partido. Ahora, se plantea otra tormenta por la elección del coordinador del PN en la Cámara de Diputados.

En el primer año de la legislatura actual, 2020, el coordinador fue el diputado Juan Martín Rodríguez, del Herrerismo (lista 71), y en 2021 le tocó a Rodrigo Goñi, del Espacio 40. Por lo tanto, para este año la coordinación la reclamó Aire Fresco, el sector liderado por el presidente Luis Lacalle Pou, que tiene más diputados. Pero desde los sectores chicos, Alianza Nacional (AN), Por la Patria y el sartorismo, no lo veían de la misma manera y reclamaron, con base en un acuerdo que se dio al inicio del período, que le debería tocar la coordinación a un diputado de esos sectores.

Los nacionalistas esperaban llegar a un acuerdo por estos días, pero no pudieron. Así las cosas, por el momento hay dos coordinadores: Pedro Jisdonian de Aire Fresco y Álvaro Viviano de Alianza Nacional.

En un comunicado de prensa, Jisdonian señaló que trabajará “con línea directa” con el Poder Ejecutivo, y tan es así que este viernes a las 14.00 se reunirá con el secretario de Presidencia, Álvaro Delgado. “Es una responsabilidad doble porque, por un lado, es el partido que está en el gobierno, y a la vez, nosotros, como parte del sector, tenemos una responsabilidad mayor para poder avanzar en un montón de temas que por la pandemia y el referéndum tal vez no se pudieron hacer como teníamos previsto”, dijo Jisdonian.

Por otro lado, este jueves los diputados nacionalistas de los sectores minoritarios emitieron otro comunicado, en el que señalaron que su coordinador es Viviano. El diputado dijo que reclamaron basándose en “un acuerdo verbal” que se hizo al inicio del período, que, a su juicio, “implicaba que este año la coordinación les correspondía a los sectores minoritarios del partido”, pero “hay una interpretación diferente del sector mayoritario”.

“Pero el ánimo de trabajar en forma coordinada y comprometida que hemos tenido desde el primer día lo sostenemos. Nuestro primer objetivo es defender el programa y los proyectos que a nivel parlamentario promueva el gobierno, y a eso nos vamos a dedicar. No nos vamos a dedicar a rencillas internas ni mucho menos”, sostuvo Viviano, y aclaró que ambos coordinadores van a estar “a la par” y cada uno representará a una parte distinta del PN.

Sin embargo otros dirigentes nacionalistas no comparten esta forma de conducción. El diputado Rodrigo Goñí aseguró que el partido tiene que tener una sola coordinación”, y agregó que “no hay diferencias que justifiquen” la decisión de que haya dos coordinadores. “No comparto la decisión, no la considero conveniente ni para el partido ni para el gobierno, y no existen razones que la justifiquen”, insistió el diputado, y subrayó que esta postura la tiene desde que se empezó a discutir la coordinación para este año.

Por último, Goñi señaló que todavía están a tiempo de llegar a una solución para acordar un solo coordinador. “Al no haber razones que lo justifiquen, por el bien del partido y del gobierno, hay margen para volver a hacer una sola coordinación”, finalizó.

Esta tormenta llega en un momento que el presidente de la República, Luis Lacalle Pou, apostaba a concretar acciones de gobierno y legislativas en este tercer año del mandato, que para cada administración resulta clave, puesto que un año antes de las elecciones casi que ya empieza la campaña.



Fuente