Un informe de la Comisión de Promoción y Defensa de la Competencia analizó el seguro de vida sobre saldo deudor o financiado, una comisión que aparece en facturas de tarjetas de crédito, préstamos al consumo o hipotecarios, entre otros. Recomendó al Banco Central que evalúe cambios en la regulación actual.
El reporte económico de la Comisión cuestiona la transparencia de la información aportada al momento de contratar un servicio financiero, sostiene El País en nota del martes 17. “El informe menciona que casi el 100% de los préstamos al consumo, los créditos inmobiliarios y los otorgados vía tarjetas de crédito están asociados a la contratación de un seguro de vida por saldo deudor”, indica el informe.
Pero el asesor en materia económica cuestionó los motivos de la práctica por la cual los emisores de tarjetas de crédito o los bancos obtienen una “comisión por corretaje” de parte de las aseguradoras. “Es decir (explica El País), el banco o administradora de crédito cobra una comisión a la aseguradora por la contratación de la póliza de vida del cliente”.

Además, el informante también cuestionó la transparencia de las entidades financieras a la hora de informar a los clientes sobre la magnitud de las primas cobradas al momento de contratar un seguro de este tipo.

El asesor legal se expresó en términos similares. Subraya que “el agente”, la entidad financiera, obtiene una ventaja económica por retrocomisión. Añade la poca información brindada a los clientes o consumidores, “lo cual no parece ser una práctica muy transparente”, concluye.

A pesar de que la información analizada “no permite concluir en forma acabada” que estas prácticas configuren un abuso de posición dominante, sugirió al Banco Central que evalúe la regulación en el sector, la magnitud de la prima total cobrada a los usuarios, de las primas por corretaje o retrocesiones, y la transparencia de la información brindada a los usuarios de estos servicios financieros.
Radio M24



Fuente