¡Tranquila! Para bajar de peso no necesitas poner en estrés continuo a tu cuerpo así que mira estos consejoss para lograrlos y síguelos poco a poco.

Si, por más que te esfuerzas, la báscula siempre gana (peso), es por que el plan de alimentación que llevas no juega a tu favor. Hay muchísimas cosas que puedes hacer para empezar a ver cambios. Para empezar tienes que conocer los seis principios básicos para bajar de peso:

1. Hacer ejercicio aeróbico en ayunas:

Sabemos que por todos lados has escuchado que hacer alguna rutina de cardio sin desayunar puede ser muy malo y hasta te puedes desmayar. La
realidad es que si corres, haces elíptica o bicicleta no pasa nada, y además quemas mucha grasa.

¿La razón? En las noches el cuerpo se concentra en actividades circulatorias, digestivas y respiratorias. Con eso se queman las calorías de la última comida, pero no de todo el cuerpo, así que el ejercicio aeróbico en las mañanas ayuda a quemar grasa almacenada.

2. Comer muchas fibras: Te dan una sensación de satisfacción natural y hacen que el sistema digestivo sea más rápido. Por eso hace que absorbas menos calorías y grasas. La mejor fibra la encuentras en cáscaras de frutas como manzana, pera y durazno.

3. Tomar agua: Por todos lados dicen que tenemos que tomar dos litros de agua al día, pero lo que nadie te dice es que la tienes que tomar
muy fría. El cuerpo quema 50 calorías cuando calienta un litro de agua, así que si lo haces diario, será como hacer ejercicio mientras te hidratas.

4. Cinco comidas al día: Este número de veces tiene una razón de ser. Evita que la grasa se acumule y activa al organismo para eliminar lo que no necesita. La clave es que cada comida sea saludable y dividida en tres: 50% carbohidratos, 40% proteínas, y 10% grasas.

5. Hora límite: Después de las ocho de la noche no es recomendable comer nada que tenga mucha grasa. Como el ritmo metabólico cambia
en la noche, puede ser que acumules más grasa.

6. Pesas + Aeróbicos: Si combinas el ejercicio no aeróbico (pesas) con una rutina de cardio, estarás haciendo músculo y quemando grasa. Trata de mezclar para que tengas resultados mucho más rápido.

Ahora, un punto clave es que sepas cuántas calorías debes estar comiendo diario para no subir de peso y estar saludable. Hay una forma muy fácil de saberlo y es haciendo la siguiente fórmula: Multiplica tu peso en kg por 0.9 y luego por 24. Lo que resulte es el número de calorías que debes ingerir diariamente estando
en reposo. Como nadie está en reposo absoluto, suma 300 calorías más.

Ejemplo:

Imaginemos que pesas 60 kilos.

60X0.9X24= 1, 296 calorías + 300 (actividad normal) = 1,596 calorías diarias.



Fuente