La Cámara de Senadores aprobó, cerca de las 4 de la madrugada de este jueves, el proyecto de Rendición de Cuentas que volverá ahora a la Cámara
de Diputados debido a los cambios realizados en la cámara alta.

En esa instancia, será aprobada sin cambios y luego será remitido al Poder Ejecutivo para su promulgación. En caso de recibir alguna modificación, el
texto debería pasar por una cuarta instancia en la Asamblea General.

La principal discusión se dio en torno a la creación del Fideicomiso de Integración Social y Urbana para financiar programas con el objetivo de erradicar asentamientos. La idea inicial del gobierno era reasignar fondos de Colonización hacia el Ministerio de Vivienda y dejar al primero sin dinero para comprar nuevas tierras. Sin embargo, esa propuesta no tenía respaldo en el oficialismo y se buscó una alternativa que implica una triangulación de recursos para financiar la compra de tierras.

Esa alternativa tuvo el respaldo de todos los legisladores del oficialismo pero fue rechazada por el Frente Amplio en el entendido que Colonización
seguía siendo perjudicado.

La Rendición de Cuentas también incluye un aumento de gasto de US$ 50 millones anuales para la primera infancia.

Una vez promulgada, los cambios presupuestales previstos en la Rendición de Cuentas estarán vigentes a partir del 2022.



Fuente