El exsenador blanco Gustavo Penadés, imputado por 22
delitos, tiene nueva defensa. Los abogados penalistas Homero Guerrero —secretario
de Presidencia durante el gobierno de José Mujica— y Laura Robatto —abogada denunciante
de Katoen Natie y defensora de Alejandro Balbi por el caso de Sebastián Marset—,
informó Subrayado y confirmó Montevideo Portal con fuentes del
caso.

Hace una semana, dos días después de la imputación de
Penadés, Javier Vega y Francisco Quesada renunciaron a su defensa en el caso
del exlegislador, que involucra delitos de explotación sexual y violación
. Posteriormente,
la Justicia derivó a un abogado de oficio para que defienda al imputado.

De acuerdo con el noticiero, Robatto y Guerrero se
trasladaron a la Unidad N°19, ubicada en Florida, donde el exsenador cumple una
prisión preventiva de 90 días.

El pasado 17 de octubre, la
jueza penal Marcela Vargas resolvió que el exsenador continuará cumpliendo con la prisión preventiva que se estableció en la
audiencia de imputación
, informó Subrayado y
confirmó Montevideo Portal con fuentes del caso.

Si bien en una primera instancia la fiscal de Delitos Sexuales, Alicia Ghione, dispuso una prisión preventiva por 180
días, Vargas estableció que sea de 90. Después de que se cumpla la medida
establecida, Penadés será reevaluado, tal como indica un informe del Instituto
Técnico Forense al que fue sometido.

Cuando el 10 de octubre el
exlegislador fue imputado por 22 delitos sexuales, su defensa —que en ese entonces eran los abogados Javier Vega y Francisco
Quesada
— solicitó que Penadés cumpliera la prisión preventiva por
180 días de forma domiciliaria, en atención a que padece diabetes y una
afección cardíaca.

De esta manera, Vargas decidió pedir un informe al ITF y la historia clínica de
Penadés para determinar si podía permanecer en la Unidad N° 19, ubicada en
Florida
.

El
exsenador fue sometido a un interrogatorio médico a cargo de profesionales,
para luego pasar por un examen físico con la historia clínica a la vista.

Finalmente,
los profesionales redactaron un informe en el que concluyen que, efectivamente,
Penadés padece una afección cardíaca y también diabetes. Sin embargo,
consideraron que estas patologías no impiden que cumpla prisión preventiva en
reclusión, ya que puede seguir sus tratamientos en la cárcel.

El
informe del ITF quedó a disposición la fiscal y la jueza. Vargas ordenó que el
testimonio de la pericia al imputado sea entregado al Instituto Nacional de
Rehabilitación y la Administración de los Servicios de Salud del Estado. 

Tras
someterse a la pericia, Penadés fue trasladado de regreso a la cárcel
floridense.





Source link